Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas propone obligar a asesores fiscales a informar sobre los esquemas que diseñan para sus clientes

Pide a los países que sancionen a los intermediarios que oculten información sobre planificación fiscal agresiva
La Comisión Europea presentará este miércoles una propuesta para obligar a intermediarios como abogados, asesores o bancos a informar a las autoridades tributarias nacionales sobre los esquemas fiscales agresivos con carácter transfronterizo que diseñan para sus clientes, según han informado a Europa Press fuentes comunitarias.
Además, Bruselas pedirá a los países del bloque comunitario que sancionen a aquellos intermediarios que no han informado sobre estos esquemas de ingeniería fiscal con sanciones "persuasivas, efectivas y proporcionadas", según las mismas fuentes.
La propuesta del Ejecutivo comunitario persigue el objetivo principal de combatir la evasión y la elusión fiscal a raíz de escándalos como los 'papeles de Panamá', que revelaron la existencia de cientos de empresas en paraísos fiscales en las que participaban responsables políticos y personalidades del ámbito internacional.
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, que será el encargado de presentar la propuesta, ha comentado en varias ocasiones durante los últimos meses que precisamente estos documentos han demostrado la importancia vital de abogados, asesores fiscales y bancos para fomentar la evasión fiscal de sus clientes.
En concreto, Bruselas planteará exigir a estos intermediarios que informen a las autoridades nacionales pertinentes sobre la planificación fiscal que ofrecen a sus clientes en un plazo de cinco días. Las autoridades tributarias tendrán que compartir después esta información con el resto de Estados miembros.
La propuesta de Bruselas, por tanto, busca establecer un "poderoso efecto disuasorio" para los intermediarios fiscales a través de unas normas que serán similares a las que ya existen en Reino Unido, Irlanda y Portugal, donde los asesores fiscales "han parado de hacer estas planificaciones fiscales agresivas" ante la obligación de informar.
En cualquier caso, la propuesta cubrirá los asesoramientos "sofisticados y específicos" que los intermediarios fiscales diseñan para compañías y personas con grandes fortunas, según han explicado las mismas fuentes.