Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brufau dice que le "gusta" ver a ejecutivos invertir en sus propias compañías como "forma de creer en ella"

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha asegurado durante su intervención en el V Foro Anual del Consejero organizado por KPMG y el IESE Business School que le "gusta" ver compañías en las que los propios ejecutivos invierten su dinero, ya que esta practica demuestra que estos últimos creen en la empresa.
"Me gusta ver compañías donde los ejecutivos invierten su patrimonio. Yo motivo que la gente tenga una parte de sus ahorros invertidos en la sociedad, es la forma de creer en ella", ha asegurado el presidente de Repsol.
Brufau ha defendido además la actuación de los consejeros independientes dentro de las empresas y ha apuntado que Repsol "no sería hoy lo que es" si no fuera por ellos, que componen la mitad del consejo de administración.
En momentos de "turbulencias" en la compañía, los consejeros independientes de la sociedad han tenido un fuerte protagonismo para defender los intereses de Repsol, como ya sucedió en 2011 cuando Pemex y Sacyr se aliaron para tratar de hacerse con el control de la compañía, señaló.
En este sentido, Brufau ha señalado que los "inversores activistas" tienen derecho a aparecer, pero no a mandar, porque "todos los accionistas tienen el mismo derecho de ser protegidos".
Por otro lado, el presidente de la compañía ha hecho hincapié en la importancia de la diversidad dentro de los consejos de administración de las empresas, donde no solo es necesaria la presencia de mujeres sino de consejeros originarios de otros países y especializados en otras materias distintas al propio sector.
Brufau ha destacado que Repsol ha incorporado a dos mujeres este año en su consejo de administración y ha reconocido que exige "mucho más a una mujer que a un hombre".
"La incorporación de género es importante y una responsabilidad que tiene una casa como la nuestra, pero tiene que venir precedida de unos conocimientos muy fuertes que aporten valor a la compañía", ha explicado.
Asimismo, ha defendido que los presidentes ejecutivos de las empresas deben, en un momento determinado, "dar paso a la juventud" y separar los roles del presidente y el consejero delegado como ya hizo él en 2015, cuando decidió delegar sus funciones ejecutivas en un consejero delegado y pasar a un plano "más de consultor que de ejecutor".
RETRIBUCIONES "SENSATAS".
Por otra parte, Brufau ha entrado al debate sobre las retribuciones de los consejeros. "Las retribuciones tienen que ser sensatas y acordes con la responsabilidad de cada uno y del mercado", ha apuntado.
En esta línea, opina que es bueno incentivar a los ejecutivos a que se vinculen con el éxito de la empresa. En el caso de Repsol el 10% del sueldo variable a corto plazo de los consejeros está vinculado a la cotización a corto plazo, mientras que la retribución a largo plazo está vinculada al retorno total al accionista.