Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El impacto del Brexit sobre la inmigración restaría hasta un 5,4% a la riqueza del Reino Unido

La bajada en el número de inmigrantes de la Unión Europea (UE) recibidos por Reino Unido a raíz del 'Brexit' tendría un impacto considerable sobre la riqueza de los ciudadanos británicos, que verían caer su PIB per cápita entre un 3,38% y un 5,36% hasta 2030, según las estimaciones realizadas por el Instituto Nacional de Investigaciones Económicas y Sociales (NIESR por sus siglas en inglés).
Según el escenario central manejado por el 'think tank' británico, la inmigración de ciudadanos de países de la UE se reduciría hasta en unas 91.000 personas entre 2016 y 2020, mientras que en un escenario más extremo, la institución cifra el retroceso en 150.000 personas.
En el primer caso, el impacto acumulado sobre el PIB per cápita de Reino Unido oscilaría entre un 0,92% y un 3,38%, mientras que en el peor escenario manejado este impacto sería de entre el 1,53% y el 5,36%.
"Nuestras estimaciones sugieren que los efectos negativos sobre el PIB per cápita serán significativos, acercándose potencialmente a aquellos resultantes del menor comercio", indicó Jonathan Portes, uno de los autores del estudio de NIESR.
Por otro lado, el informe apunta que en el escenario central de caída de inmigrantes, los salarios correspondientes a los sectores menos especializados subirían un 0,12% para 2020 y un 0,51% para 2030, mientras que el alza relacionada con la menor inmigración en el escenario más duro alcanzaría el 0,82%.
MANTIENE EL CRECIMIENTO DEL PIB.
Asimismo, el instituto británico estima que la economía del Reino Unido creció un 0,4% entre los meses de septiembre y noviembre, en línea con la expansión del periodo comprendido entre agosto y octubre.
De este modo, NIESR prevé que el PIB de Reino Unido crecerá un 2% en 2016 y un 1,4% el próximo año, mientras que la inflación alcanzará el 3,8% en 2017.
"El crecimiento del sector servicios sigue siendo robusto gracias al gasto de los consumidores. Estimamos que el resto de la economía se contrajo en los tres meses hasta noviembre", apuntó Rebecca Piggot, investigadora de NIESR, quien advirtió de que el consumo se ralentizará a medida que repunte la inflación como consecuencia de la depreciación de la libra esterlina, lo que erosionará los ingresos reales de los hogares.