Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borrell dice que las cuentas de Abengoa están "reauditadas" y se muestra "absolutamente tranquilo"

El exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha asegurado que las cuentas de Abengoa están "auditadas, reauditadas y vueltas a auditar", y que en los diferentes análisis realizados no se han detectado irregularidades en torno a su actividad, por lo que se encuentra "absolutamente tranquilo".
Borrell realizó estas consideraciones en unas declaraciones a 'Onda Cero' recogidas por Europa Press, un día después de que la Audiencia Nacional emitiese un auto en el que se reclama la comparecencia de los actuales y anteriores consejeros de Abengoa por presuntos delitos de falsedad contable y administración desleal. El exministro es vocal del consejo de administración de la empresa.
"Si la Audiencia Nacional considera necesario que prestemos declaración ante el juez, lo haré con la mejor intención de colaborar con la justicia", afirmó, antes de recordar que la querella ahora admitida a trámite fue anteriormente rechazada por un juez instructor al basarse en "recortes de prensa" y no contener "elementos que justificaran" su admisión.
En todo caso, Borrell dijo "respetar" las decisiones de los jueces y consideró que "quizá" sea esta "la ocasión de acabar de una vez con el ruido, la intoxicación y los infundios sobre las cuentas de Abengoa", de las que se ha dicho que están "adulteradas y falseadas".
"Las cuentas de Abengoa de 2015 deben de haber sido las más auditadas del mundo. Debido a su situación de crisis, los acreedores y la entidades que han aportado capital nuevo, se ha realizado una gran cantidad de auditorías y de 'due diligence' durante este año, sin que ninguna detectara irregularidades contables", afirmó.
Los análisis sí identificaron los "problemas" de la empresa, pero "una cosa es tener problemas y otra cosa son las irregularidades contables", enfatizó, antes de recordar que el juez de Sevilla acaba de aprobar el plan de reestructuración de la empresa, que podrá evitar finalmente el concurso de acreedores.
"La empresa no ha quebrado" y "por mi parte estoy absolutamente tranquilo y dispuesto a colaborar con la Justicia para esclarecer cualquier problema que se plantea, y así acabamos de una vez con lo que se está diciendo en las redes", señaló.
El exministro dijo asumir la responsabilidad que corresponde a cualquier consejeros e indicó que Abengoa ha pasado "por varios tsunamis", entre ellos "la caída del precio del petróleo a cuarenta dólares, cuando uno de sus principales negocios es la venta de etanos, y una crisis financiera en Brasil, donde tenía una tercera parte del negocio".
Además, la compañía "ha sufrido cambios regulatorios a posteriori", afirmó en alusión a las medidas aprobadas en España por el Gobierno relacionadas con la retribución a las energías renovables.
"No digo que no tuviese otros problemas, como unos niveles de endeudamiento difíciles de mantener en circunstancias difíciles", afirmó, antes de rechazar que se pueda aludir a una "mala gestión en términos genéricos sin tener en cuenta los cambios en el entorno en que esta compañía trabajaba".