Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borges Internacional Group gana 7,4 millones, un 47% menos

Las ventas crecen un 12% y el negocio internacional ya representa un 73%
Borges Internacional Group (BIG) ha cerrado el ejercicio fiscal 2015-2016, que finalizó el pasado 31 de mayo, con un beneficio neto de 7,4 millones de euros, un 47% menos que el año anterior, mientras que la facturación ha crecido un 12,2% más, hasta situarse en los 758 millones, y el ebitda ascendió a 24 millones, ha informado este jueves en un comunicado.
La disminución del beneficio neto y el crecimiento de la facturación se debe, según han explicado a Europa Press fuentes próximas a la compañía, al incremento de precios de la materia prima durante el ejercicio 2015-2016 y al mantenimiento de los precios de sus productos en el mercado, una dinámica que ocurre cada cuatro o cinco años, han apuntado.
El 73% de las ventas del Grupo procede de mercados internacionales, ya que es la marca principal de aceite de oliva en 25 países y dispone de filiales comerciales en Brasil, Estados Unidos, China, Francia, India, Italia y Rusia, además de vender sus productos en 108 países.
En concreto, Borges Internacional Group ha comercializado en este ejercicio un total de 307 millones de unidades envasadas, de las cuales 117 millones corresponden a aceite de oliva, 71 a frutos secos y frutas desecadas, 42 a aceitunas, 33 a vinagres, 27 a pasta y salsas, y 17 a aceite de semillas.
Durante este ejercicio, la compañía ha cerrado un proceso de reorganización interna y cuenta ya con más de un millar de empleados en el mundo y opera 13 plantas industriales en seis países y 15 oficinas comerciales en otros nueve estados.
Además, Borges Internacional Group ha adquirido a finales de noviembre el Grupo Ortalli, empresa italiana dedicada a la producción y comercialización de vinagre de Módena con la que espera expandir su modelo de negocio en el país transalpino.
La compañía mantiene el proyecto de ampliar el negocio agrícola mediante la puesta en producción de 2.500 hectáreas propias de cultivo de almendras, lo que supondrá la plantación de más de 600.000 árboles en cinco años en España y Portugal, triplicando así su superficie actual.