Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BoAML pone en evidencia la "vulnerabilidad" de la economía española a pesar de la recuperación

La dependencia del exterior y una serie de desequilibrios fiscales provocan que la economía española sea vulnerable ante futuros 'shocks' a pesar de la recuperación, según Bank of America Merrill Lynch (BoAML), que proyecta que el crecimiento a largo plazo del país superará ligeramente el 1%.
En un informe, la entidad norteamericana, que reconoce que el progreso realizado durante los últimos años en materia de reformas y ajuste fiscal ha sido "impresionante", advierte de que la recuperación española "evoca al pasado", puesto no se han corregido "lo suficiente" los desequilibrios externos y la mejoría económica no es palpable por todos los sectores de la población, lo que provoca que la economía española sea "vulnerable ante 'shocks' potenciales".
"La economía española todavía necesita abordar la baja productividad e impulsar la senda del crecimiento, así como solucionar la importante rigidez de algunos mercados, los desequilibrios fiscales-- y la sostenibilidad del sistema de pensiones--, el pobre rendimiento de la educación, la dualidad del mercado laboral y la elevada dependencia de inversores extranjeros, dados los elevados niveles de deuda externa", sostienen los expertos de BoAML.
No obstante, la entidad no espera que España pueda reducir su "vulnerabilidad" en 2017 dado el "complejo panorama político" al que se enfrentará el país durante los próximos años, con un Gobierno en minoría y habiendo perdido la oportunidad de solucionar esta serie de desequilibrios mediante la ayuda del programa de estímulos del Banco Central Europeo (BCE), que compró tiempo para implantar reformas, pero que ya ha superado su punto álgido.
Por ello, desde el departamento de análisis de BoAML consideran que la senda del crecimiento de la economía española "ha tocado techo" en 2016 y pronostican una expansión de la economía ligeramente por encima del 1% en el largo plazo, aunque en 2017 se situará en el 2,5%, por encima de la media de la eurozona, y en 2018 en el 2%.
Asimismo, el repunte de los precios del petróleo, podría disparar la inflación hasta el 2,4% interanual en el mes de febrero, o incluso por encima de este umbral como consecuencia de la "imprevisible tendencia al alza" en los precios de la electricidad en España.
ESPAÑA INCUMPLIRÁ SU OBJETIVO DE DÉFICIT EN 2017
La institución prevé que España incumpla el objetivo de déficit fijado por Bruselas del 3,1% en 2017, y sitúa el desequilibrio presupuestario en el 3,4% del PIB, el mayor de entre los países zona euro, mientras que la deuda se mantendrá en niveles cercanos al 100% del PIB.
BoAML considera también que España será la única economía periférica de la eurozona que no registrará a finales de año un superávit primario --que no tiene en cuenta el pago de los intereses de la deuda--.
Además, alerta de que una economía que creció a un ritmo del 3,3% en 2016 "tan solo" ha conseguido disminuir el déficit presupuestario en 50 puntos básicos, en referencia al desequilibrio del 5,1% registrado en 2015 y al 4,6% previsto para 2016. "Pero podría haber sido peor si no se llegan a aprobar medidas de última hora como la reforma sobre el Impuesto de Sociedades", añade.
"EL ESPECTRO POLÍTICO ESTÁ VIRANDO HACIA EL POPULISMO"
El informe de BoAML, que atribuye la dificultad de acometer las reformas económicas necesarias para España al complejo panorama político del país, subraya que las medidas políticas implantadas por los partidos tradicionales para combatir el populismo se están basando en medidas populistas.
"España ha escapado de un Gobierno liderado por populistas, pero el riesgo reside en que para combatir el populismo, el espectro político ha virado en esa dirección", señalan los expertos de la entidad estadounidense, que añaden que, en cierto sentido, "los partidos tradicionales combaten la amenaza del populismo concediendo ciertas medidas ligeramente populistas", como la subida del 8% del salario mínimo acordada recientemente por PP y PSOE.
El informe señala también que las medidas acordadas por PP y Ciudadanos para la formación de Gobierno demuestran que el consenso político de la legislatura se construirá, probablemente, en torno a medidas populistas, en lugar de sobre las medidas "presumiblemente necesarias".
Por otra parte, pronostican un periodo de "parálisis política" durante los próximos años, ya que unas nuevas elecciones generales se resolverían de forma similar a las celebradas durante el pasado mes de junio.
En última instancia, BoAML también alerta de otros problemas institucionales como la percepción por parte de la sociedad de que el sistema es corrupto y el desafío soberanista catalán, el que más presiones provocará durante 2017.