Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Bitcoin sube más de un 500% en un año y supera los 2.700 dólares

Los analistas advierten de que los movimientos sugieren más una burbuja que la aparición de un nuevo activo refugio
La escalada de la cotización de la criptomoneda bitcoin sigue sin encontrar techo y este jueves alcanzaba un nuevo máximo histórico por encima de 2.700 dólares (2.410 euros), lo que supone una revalorización del 518% en apenas doce meses.
En concreto, la cotización del bitcoin alcanzaba un máximo de 2.776, 63 dólares este jueves, según datos de CoinDesk, lo que implica una subida del 14% en menos de 24 horas y del 49% en una semana.
La 'fiebre' por esta moneda virtual, que en solo doce meses ha sextuplicado su valor, se ha intensificado después de que Japón diera a finales de marzo los primeros pasos para legalizar el uso de bitcoin como método de pago, algo que Rusia se propone hacer en 2018.
En este sentido, Manuel Ortiz-Olave, jefe de analistas de Monex Europe en España, indicó a Europa Press que "las criptodivisas ofrecen la primera gran vía de escape a la actitud abusiva por parte de los bancos centrales" en un contexto de "guerra de divisas global" en el que los gobiernos de casi todos los países desarrollados llevan una década inmersos en políticas monetarias expansivas, con tipos de interés incluso por debajo del 0%, que merman el poder adquisitivo presente y futuro de las familias.
No obstante, Ortiz-Olave advierte de que el bitcoin "ahora mismo tiene aspecto de burbuja más que de activo de conservación de valor", subraya que los movimientos observados parecen extremadamente especulativos y apunta que "la pregunta clave es, cuándo explotará la burbuja".
A este respecto, Antonio Sales, analista de Xtb, coincide en advertir de que el bitcoin no puede considerarse como un valor refugio, ya que no hay ningún activo tangible detrás de él, al igual que tampoco hay un ente regulador que garantice el precio, ni ninguna cámara de compensación que lo respalde. "Es más, no sólo no es un activo refugio, sino que es un activo de alto riesgo", añade.
De esta manera, Sales considera que en el medio plazo la posibilidad de llegar a considerar al bitcoin una moneda que pudiera poner en jaque a bancos centrales o demás monedas tradicionales "queda muy lejos, ya que por el momento es simplemente un activo más sobre el que especulan los inversores decididos al riesgo, por lo tanto su impacto es reducido, por no decir nulo".
No obstante, Manuel Ortiz-Olave apunta que la posibilidad de que el bitcoin llegue en el futuro a convertirse en activo refugio dependerá en primer lugar de cómo reaccionan los gobiernos, negocios y consumidores, añadiendo que el repunte del último mes en la cotización de esta criptomoneda tiene mucho que ver con la decisión de Japón de aceptarla como medio de pago.
De hecho, el empuje del bitcoin en los mercados ha servido a su vez de impulso a otras criptomonedas como Ether, vinculada a la plataforma blockchain, que se revaloriza un 1.608% en lo que va de año, hasta 205,23 dólares, mientras la moneda virtual Zcash sube un 385% en 2017, hasta 233 dólares.
Hace un año, el emprendedor australiano Craig Wright se atribuyó la paternidad del bitcoin en declaraciones a la BBC, 'The Economist' y 'GQ', acabando con años de especulaciones al respecto, apuntando que él mismo fue uno de los artífices de que en 2014 se identificara a Satoshi Nakamoto como el creador de la criptomoneda con la ayuda de otros.