Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bayer Iberia facturó 823 millones en 2016, un 4% más, con 667 en España (+2,9%)

Tiene "preocupación" por la política de precios y trabas a nuevos fármacos en España
Bayer facturó 823 millones de euros a clientes en la región Iberia --España y Portugal-- en 2016, un 4% más que el año anterior, teniendo en cuenta los negocios de ciencias de la vida, ya que el negocio de materiales poliméricos de altas prestaciones se escindió con la creación de Covestro.
Esta cifra supone que Iberia vuelve a situarse entre los diez primeros mercados de la multinacional alemana, tras haber sido superada por Benelux, ha destacado en rueda de prensa el consejero delegado de Bayer en España y Portugal, Rainer Krause.
Por divisiones, la de medicamentos de prescripción facturó 427 millones (+6,8% por el lanzamiento de nuevos productos y recuperación del gasto público), la de productos de autocuidado 132 (-0,9% por un invierno suave que ha comportado menos resfriados), salud animal 40 millones (-0,9%) y agricultura 223 millones (+4%).
El gasto para I+D ascendió a 20 millones de euros, con 100 investigadores, y las inversiones crecieron un 16% hasta 12 millones de euros, "básicamente para activos físicos en las plantas de producción".
ESPAÑA
Respecto a España, la facturación en 2016 fue de 667 millones, un 2,9% más, de los que 332 correspondieron a la división de medicamentos de prescripción (+4,2%), 111 a autocuidado (-2%), 29 a salud animal (+0,5%) y 193 millones a agricultura (+4%).
"España sigue siendo un país importante para la compañía", ha afirmado Krause, que ha detallado que siguen trabajando activamente para atraer nuevos proyectos de I+D, tienen 12 centros de trabajo, y han aumentado la actividad en el centro de servicios compartidos en Barcelona, donde trabajan 450 personas de 35 nacionalidades --tras incorporar unas 50 en 2016--, que prestan servicios a subsidiarias internacionales de la compañía en 40 países.
Ha indicado que todos los centros han mantenido o aumentado los volúmenes de producción en 2016, y ha recordado que la planta de Asturias es la abastecedora mundial del grupo de ácido acetilsalicílico y este año cumple 75 años.
"Para 2017 esperamos poder seguir consolidando nuestro crecimiento en España por tercer año consecutivo, y será un año importante --para Bayer en el mundo-- por el proceso de adquisición de Monsanto", ha aseverado, aunque ha descartado un aumento de personal respecto a la plantilla actual de unas 2.000 personas en el país.
Respecto a inversiones en España este 2017, ha augurado que mantendrán los niveles de los años anteriores --fueron 11 millones en 2016--: "Necesitamos actualizar constantemente las plantas de producción con la última tecnología, y estamos participando en desarrollo de nuevos medicamentos".
GASTO FARMACÉUTICO
Krause ha celebrado que la facturación del sector farmacéutico en España ha crecido ligeramente tras años de austeridad: "Hemos iniciado un proceso de recuperación del cual Bayer también se beneficia, no obstante todavía persisten las consecuenias de las medidas de contención del gasto farmacéutico introducidas entre 2010 y 2013".
Ha lamentado que el gasto sanitario en España sigue un 40% por debajo de la media europea, y el gasto farmacéutico un 30% por debajo, lo que es motivo de preocupación para el sector y para Bayer: "Persiste la política de precios que hace que sean significativamente inferiores al resto de Europa y también observamos continuamente restricciones al acceso a productos innovadores, y esto para una compañía dedicada a la innovación que lanza productos para necesidades médicas no atendidas es motivo de preocupación".
Ha reconocido dificultad para conseguir la incorporación de nuevos tratamientos porque hay que conseguir el visto bueno del Ministerio de Sanidad y de cada comunidad autónoma: "Estamos lidiando con 17 sistemas sanitarios casi diferentes".
Ha descartado un aumento del gasto farmacéutico más allá del avance del PIB y, preguntado por la propuesta del PSOE de que el ciudadano deba pagar la diferencia entre un medicamento genérico y uno de marca si opta por el de marca, ha respondido que "no hay lugar".
"La actual política de precios del Gobierno prevé que, al perder la vigencia de la patente, el precio del producto original tiene que bajar al nivel del genérico para mantener la ayuda del Gobierno, así que la marca y el genérico cuestan lo mismo", ha argumentado.
MONSANTO
Krause ha explicado que la adquisición del gigante estadounidense Monsanto, prevista para este año, es complementaria con Bayer: "Monsanto es líder mundial en semillas y nosotros más en protección de cultivos, y Monsanto está muy presente en América y Bayer en Europa y Asia".
"No prevemos una reducción masiva de empleos por la complementariedad de estos negocios, además de nuestro claro compromiso de avanzar en la I+D combinada de las dos compañías", ha expuesto.