Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Barcelona competirá con otras 18 ciudades por la EMA, entre ellas Ámsterdam, Milán, Viena y Bratislava

Bruselas publicará el 30 de septiembre su evaluación de las candidaturas en base a los criterios "objetivos" pactados
Barcelona competirá con otras 18 ciudades por albergar la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) que será relocalizada de Londres tras el 'Brexit', entre ellas Ámsterdam, Milán, Viena y Bratislava, algunas de otras candidaturas que parten como favoritas junto con la ciudad condal.
También competirá con Atenas, Bonn, Bruselas, Bucarest, Copenhague, Dublín, Helsinki, Lille, Oporto, Sofía, Estocolmo, Malta, Varsovia y Zagreb, según la lista oficial de candidatas publicada por el Consejo tras concluir la pasada medianoche el plazo para presentarlas.
La Agencia Europea de Medicamentos se encarga de la evaluación científica, la supervisión y la vigilancia farmacológica en la UE y es esencial para el funcionamiento del mercado único de los medicamentos en la UE.
Asimismo, ocho ciudades --Bruselas, Dublín, Fráncfort, París, Praga, Luxemburgo, Viena y Varsovia-- han presentado su candidatura para acoger la sede de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que también deberá trasladarse de Londres.
La EBA, en la que a priori parte como favorita la ciudad alemana de Fráncfort, se encarga de evaluar los riesgos y vulnerabilidades del sector bancario en la UE a través de informes periódicos de evaluación de riesgos y pruebas de resistencia a la banca a escala europea y vela por la regulación y supervisión prudencial y constante en el sector bancario europeo.
En total, los 27 Estados miembro han presentado 23 ciudades candidatas para acoger las dos sedes, cuyo traslado deberá costear Reino Unido.
Bélgica, Polonia, Austria, Francia, Alemania e Irlanda han presentado candidatas para optar a ambas sedes y en cambio Chipre, Estonia, Lituania, Letonia, Hungría y Eslovenia ha sido los únicos países que no han presentado ninguna.
Los líderes europeos acordaron el pasado 22 de junio los criterios en base a los cuáles la Comisión Europea evaluará cada una de las candidatas, un proceso que comenzará a partir de ahora, aunque los Gobierno serán lo que deberán decidir las sedes elegidas.
Ente ellos criterios pactados figuran la garantía de que la agencia esté operativa cuando el Reino Unido salga de la Unión Europea y garantizar la continuidad de la actividad de las agencias, así como un criterio de distribución geográfica, teniendo en cuenta que hay países que no acogen ninguna agencia, especialmente los países del este.
También se tendrán en cuenta criterios como la accesibilidad de las ciudades, la existencia de escuelas para los hijos del personal, así como el acceso al mercado laboral y la atención sanitaria para las familias de los empleados.
La Comisión Europea evaluará cada una de las candidaturas en base a los criterios pactados y publicará sus evaluaciones el 30 de septiembre.
"Ahora procederemos a evaluar todas las ofertas de forma objetiva y publicaremos nuestra evaluación el 30 de septiembre", ha confirmado la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, que ha insistido en que la evaluación se basará en "los criterios objetivos y transparentes" acordados.
Aunque las agencias "pueden aportar sus observaciones" al proceso, la portavoz ha dejado claro que los criterios ya incluyen "la dimensión humana y de esta manera se tiene en cuenta la opinión de los empleados" de las mismas, al tenerse en cuenta sus "preocupaciones" como el acceso al mercado laboral para sus familiares o las conexiones de vuelo.
DECISIÓN EN NOVIEMBRE
Los Veintisiete tendrán un debate político sobre las candidatas a la luz de la evaluación de la Comisión en octubre y decidirán las ciudades elegidas en noviembre en base a una votación.
Todas las ofertas se someterán a votación salvo que sean retiradas por los países afectados. Si la ciudad de un Estados miembro que ha presentado candidatas para acoger las dos sedes resulta elegida, su otra candidata decaerá, dado que las dos sedes no podrán ir al mismo país. Primero se decidirá la sede de la EMA y después, la de la EBA.
Por lo que se refiere al proceso de votación, que será secreta y cada uno de los Veintisiete tendrá el mismo número de votos, habrá tres rondas de votación sucesivas.
En la primera fase de voto cada país deberá repartir seis puntos entre sus 3 ciudades preferidas (3, 2, 1) y una se proclamará inmediatamente ganadora si recibe la máxima puntuación de al menos 14 países de la EMA. Si no hay una clara vencedora pasarán el corte las tres candidatas con más puntuación a una segunda ronda en la que cada país tendrá un voto de un solo punto. Si tampoco hay un claro vencedor, aún habrá una tercera vuelta de votación.