Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankinter limita a 7.500 millones el impacto en la banca de la retroactividad total de las cláusulas suelo

Bankinter ha limitado a entre 5.000 y 7.500 millones de euros el impacto en la banca española de una eventual retroactividad total de las cláusulas suelo, una cantidad que no supone "ningún problema" para el sector financiero español.
Así lo ha indicado el analista senior de análisis y asesoramiento de Bankinter, Rafael Alonso, durante una rueda de prensa para presentar las perspectivas del mercado de cara a 2017. "Si todo sale mal después de todo (el esfuerzo de los bancos)", ha precisado.
Alonso se ha referido a que los bancos españoles llevan más de tres años trabajando sobre las cláusulas suelo, que limitaban la caída histórico del Euríbor. En este sentido, ha puesto en valor que algunas entidades decidieron retirar estas cláusulas y realizar provisiones, mientras que también se ha acordado con los clientes su eliminación para pactar tipos fijos en las hipotecas.
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitirá previsiblemente mañana su dictamen sobre la retroactividad total o no de la devolución de los importes cobrados por las cláusulas suelo. "No es evidente que se dictamine en contra de las entidades", ha indicado Alonso.
En mayo de 2013, el Tribunal Supremo consideró abusivas estas cláusulas porque los consumidores no habían sido adecuadamente informados de la carga económica y jurídica que se les imponía, pero fijó en la fecha de la sentencia la retroactividad máxima para que su nulidad sólo tuviera efectos de cara a futuro.
Precisamente, el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea avalaba en julio que se aplique una retroactividad "limitada en el tiempo" en el cálculo de las cantidades que los bancos deberán devolver a los afectados por las cláusulas suelo en España.