Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una operación “dudosa” para explicar las cuentas de Bankia

Las ruinas de la Colomera, una torre medieval construida para alertar de la llegada del famoso pirata Barbaroja, sirvieron de imagen a una promotora castellonense, Costa Bellver. Su trayectoria es también para algunos una historia de piratas y saqueos. Se fundó en 1988 y durante años se nutrió de las ventas de parcelas, apartamentos y villas junto a la costa de Les Platjetes de Bellver (Oropesa del Mar). Un lugar se hizo mucho más conocido cuando el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, empezó a veranear allí. Los promotores hasta construyeron un club de pádel, uno de los deportes favoritos del ex presidente.