Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia prevé atender a 8,5 millones de clientes en 2017 en sus oficinas ágiles

Bankia prevé atender en sus oficinas ágiles a más de 8,5 millones de usuarios en el conjunto del vigente ejercicio, cuando se superarán los 34 millones de transacciones, tanto en los puestos comerciales como en los cajeros de estas sucursales.
Según informó en un comunicado, los usuarios que acuden a estas oficinas suelen realizar operaciones sencillas, como ingresos o reintegros en cuenta, transferencias o pagos de recibos no domiciliados e impuestos, principalmente, así como la operativa propia admitida en los cajeros automáticos. Cada oficina ágil atiende una media diaria de 260 turnos, con días en los que se superan holgadamente los 700.
El tiempo de espera para ser atendido se sitúa por debajo de los tres minutos, según los cálculos de la entidad, que agrega que el periodo de atención a los usuarios se encuentra, de media, cerca de los tres minutos, por lo que el tiempo total desde que el cliente llega a la sucursal hasta que la abandona no supera los seis minutos.
Según explica la propia entidad, su objetivo reside en continuar reduciendo este tiempo de espera y, en paralelo, reforzar aún más la calidad en la atención al cliente.
HORARIO DE ATENCIÓN AMPLIADO
Una de las características principales de estas oficinas es que proporcionan un horario de 8.15 horas a 18.00 horas de lunes a jueves de forma ininterrumpida, mientras que los viernes el cierre de las mismas se produce a las 14.15 horas. En este sentido, Bankia subraya que el 20% de los usuarios que se acerca a sus oficinas ágiles elige hacerlo por la tarde. La flexibilidad horaria que ofrece este modelo ocasiona que el 15% de los usuarios que accede a las mismas no sea cliente de Bankia.
El 52% de los usuarios de estas sucursales son personas de entre 18 y 50 años, mientras que el 21% se encuentra entre 51 y 65 años y otro 21% supera esa franja. El 6% restante, son clientes menores.
Con este concepto de oficina, Bankia pretende dar una respuesta de "máxima calidad y rapidez" a los clientes que presentan una mayor transaccionalidad, aquellos usuarios que acuden a la sucursal fundamentalmente a realizar operaciones de caja, como retirada de fondos, pago de recibos, ingresos, transferencias, consultas de movimientos, cambios en las domiciliaciones o abono de impuestos, entre otras operaciones.
Este tipo de sucursales está dotado con un mayor número de puestos de atención al cliente que las sucursales convencionales, así como de cajeros automáticos, incluyendo terminales avanzados de última generación que admiten ingresos 'online' y devolución de monedas.
Las oficinas ágiles se ubican en zonas urbanas y en el centro de municipios y barrios. Dan apoyo a las oficinas cercanas, que gracias a la oficina ágil cuentan con más tiempo para dedicar a tareas de asesoramiento al cliente y a realizar acciones comerciales más complejas. Junto con el servicio para las operaciones de caja, las oficinas ágiles comercializan productos básicos, "los más demandados por la clientela a la que están enfocadas".