Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El banco me ha quitado la casa pero no las ganas de luchar"

Algunos ya han sido desahuciados y otros lo serán dentro de poco pero han decidido luchar contra lo que ellos mismos llaman “terrorismo hipotecario”. Decenas de afectados por las hipotecas de Bankia acampan en el costado de la sede central de Bankia, para pedir la dación en pago y protestar contra los desahucios.

María acaba de perder su casa y ha pasado su primera noche en la acampada convocada por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas en la sede de Bankia para pedir la dación en pago y protestar por el "terrorismo hipotecario" y por los desahucios.
“El banco me ha quitado mi casa pero no me va a quitar la lucha que yo llevo por dentro, la voy a llevar más grande, con más voluntad y con más empeño”, dice María en la asamblea informativa que han organizado los acampados.
Esta entereza que ha mostrado esta mujer, que acaba de perder su casa, la muestran todos los que desde el pasado lunes protestan contra los desahucios con determinación y aseguran que “nos vamos a seguir quedando aquí hasta que nos den una respuesta”. “Estamos pidiendo una dación en pago, una condonación, un alquiler social…”, explica una de las afectadas.
Desde 2008 se han llevado a cabo en España cerca de 450.000 desahucios por impagos de hipotecas y los concentrados buscan presionar a la entidad, que según algunos de ellos les ha hecho saber que "negociará cada caso particularmente".
Además, recogen firmas para fundamentar una Iniciativa Legislativa Popular que implique a la opinión pública en torno a la cuestión.