Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez confía en que el pacto salarial para 2017 favorezca la competitividad y la creación de empleo

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha indicado este miércoles que confía en que el acuerdo salarial que alcancen empresarios y sindicatos para 2017 favorezca la competitividad de la economía española y la creación de empleo, y afirmó que el Gobierno "no fija los salarios por real decreto".
Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso y en respuesta a una pregunta del diputado de Unidos Podemos Alberto Garzón, que acusó al Ejecutivo de aplicar reformas "que recortan salarios y vidas", Fátima Báñez negó que en España haya salarios a jornada completa por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), situado en 655 euros mensuales, y acusó al diputado de confundir salarios con ingresos tributarios declarados.
La ministra recordó que cuando el PP llegó al Gobierno se destruían en España 1.500 empleos diarios y ahora se crean 2.100 empleos al día, y añadió que ya se ha recuperado la mitad del empleo perdido por la crisis, al tiempo que el empleo estable es siete puntos superior al que había al inicio de la recesión.
"Aspiramos a seguir aumentando esta cifra de estabilidad en el empleo", subrayó la ministra, tras asegurar que trabaja cada día para que haya "más empleo y de mayor calidad".
Por su parte, Garzón pidió a Báñez "no triturar las estadísticas" y le acusó de haber aprobado una reforma laboral no para crear empleo, sino "para desguazar el empleo existente". "Y lo han conseguido, ya que casi uno de cada dos españoles ingresa menos de 900 euros al mes y casi uno de cada tres ingresa menos de 300 euros", reiteró.
El diputado de Unidos Podemos afirmó que los bajos salarios y la precarización del empleo no es una cuestión "meramente laboral", sino que se extiende a todos los ámbitos de la vida. "Sus reformas recortan salarios y recortan vidas", le reprochó.