Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bañez defiende que "es de mayor calidad el empleo que vuelve que el que se fue"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha defendido este jueves en el Congreso que la calidad del empleo que se crea es mayor que la del destruido durante la crisis económica: "Si me permiten la expresión, es de mayor calidad el empleo que vuelve que el que se fue", ha dicho.
La ministra hacía esta valoración tras comentar que, desde el inicio de la recuperación, el 91% de los empleos creados son contratos a tiempo completo y que del total de empleos indefinidos destruidos se han recuperado el 72%, y que en los temporales es del 33%.
Refiriéndose al incremento de la previsión de crecimiento económico por parte de la Comisión Europea al 2,8% del PIB, Báñez ha aseverado que este incremento es "una garantía de que se creen más de 500.000 oportunidades este año".
Báñez ha acudido al Pleno del Congreso a defender el decreto ley por el que se prorroga el Programa de Activación para el Empleo (PAE), que contempla una ayuda de 426 euros mensuales para parados de larga duración con cargas familiares que han agotado todas las prestaciones y subsidios.
SEGUNDA PRÓRROGA AL PLAN
Esta segunda prórroga, aprobada por decreto ley en el Consejo de Ministros del pasado 28 de abril, beneficiará, según al Gobierno, a unas 170.000 personas durante todo 2017, del total de 210.000 parados de larga duración que, según estas previsiones, solicitarán la ayuda.
Entre las modificaciones introducidas en la nueva prórroga, se reduce de seis meses a un mes el plazo de espera requerido para solicitar el acceso al PAE; se permite que se pueda solicitar desde el agotamiento de cualquier prestación por desempleo y no sólo Prepara, Prodi o Renta Activa de Inserción; y se facilita la acreditación de que se ha buscado activamente un empleo a través de las agencias de colocación.
También se rebaja de 12 a 9 meses el tiempo de permanencia del solicitante como demandante de empleo dentro de los 18 meses anteriores a la solicitud y se permitirá la incorporación al PAE de personas que, aunque no estuvieran inscritas como demandantes de empleo a la entrada en vigor de esta segunda prórroga, sí lo estuvieran a 1 de diciembre de 2014 ó 1 de abril de 2016 y cumplan con el resto de requisitos.
ORIENTAR A LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN
Durante su intervención, Báñez ha querido "dar las gracias a los protagonistas de la recuperación" que, para la ministra, han sido las "empresas, las pymes, los autónomos, los trabajadores y las familias". Asimismo, ha defendido una "recuperación inclusiva, social, intensa", aunque ha matizado que al Gobierno no le queda "ningún minuto para la complacencia". "Todo nuestro afán y empeño es trabajar sin descanso por las oportunidades", ha subrayado.
En este sentido, ha destacado que la prioridad del Ejecutivo pasa por "capacitar y orientar" a más de la mitad de los parados de larga duración que, ha dicho, tienen una "formación escasa" al no haber finalizado la educación obligatoria.
Dentro de estas políticas, ha destacado que la primera medida emprendida por su departamento al formarse Gobierno fue poner en marcha una mesa de diálogo con los interlocutores sociales en la que acordaron prorrogar la ayuda que debate este jueves el Pleno, que caducó el pasado 15 de abril.
UN PLAN EFECTIVO, DEFIENDE LA MINISTRA
Báñez ha defendido la efectividad del mismo pues, ha destacado, ha servido para que una de cada tres personas acogidas al mismo han logrado un empleo. "Ha multiplicado por diez la inserción de los parados de todo programa anterior", ha aseverado.
Asimismo, ha dicho que el 88% de personas que compatibilizaron las ayudas con un salario continúan como empleados "en las empresas que les insertaron". "La calidad de la activación se ha conseguido", ha presumido la ministra, defendiendo mantener "lo que funciona".
El PAE entró en vigor el 15 de enero de 2015 y finalizó su vigencia en abril de 2016, cuando se decidió prorrogarlo por otro año más, hasta abril de 2017. Esta es una segunda prórroga del programa, del que el Gobierno defiende que ha permitido encontrar un empleo a uno de cada tres desempleados que accedieron al mismo en los doce meses siguientes a su incorporación al PAE.
Según Empleo, entre diciembre de 2014 y el 15 de abril de este año se han atendido a 233.195 desempleados de larga duración a través del PAE y de ellos 150.934 han tenido acceso a la ayuda de 426 euros. El 88% de quienes percibieron la prestación y la compatibilizaron con un empleo mantuvo su trabajo tras finalizar el programa.