Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez avanza que el déficit de la Seguridad Social fue del 1,7% del PIB en 2016

Los ingresos por cotizaciones hasta noviembre duplicaron los del 2015, con un alza del 3,15%
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha avanzado este viernes que los datos disponibles arrojan un déficit de la Seguridad Social del 1,7% del PIB en 2016, lo que equivale a unos 18.000 millones de euros y la mayor cifra de su historia, si bien ha destacado que la recaudación efectiva de caja del sistema de cotizaciones sociales registró un aumento anual del 3,15% hasta noviembre del año pasado, lo que supone casi el doble que un año antes, cuando creció un 1,161%.
Así lo ha adelantado durante su comparecencia ante la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, Báñez para informar del déficit de la Seguridad Social y explicar la revalorización del 0,25% de las pensiones en 2016.
Báñez ha adelantado que, con los datos disponibles hasta noviembre, a la espera de los cierres definitivos de ejecución presupuestaria del ejercicio 2016 que se conocerán en marzo, se muestra un aumento del 3,67% de las cotizaciones de ocupados.
En este sentido, ha destacado el "dato relevante" que supone la evolución positiva en la recaudación efectiva en términos de caja del sistema, con un alza del 3,15% hasta noviembre, frente al 1,61% registrado en 2015, que ya fue un año "grande".
Además, Báñez ha informado que el avance de enero del 2017 muestra que sigue esa "línea ascendente" en la evolución de los ingresos, ya que la recaudación líquida recoge unos ingresos de 9.459 millones, cifra que supera en 454 millones la de enero de 2016. De hecho, la cifra supera la registrada en enero de 2008, de 9.192 millones, uno de los mejores años de recaudación del sistema.
Según ha explicado, el déficit coyuntural del sistema de la Seguridad Social es un reflejo de la "drástica" destrucción de empleo derivada de la crisis y de la "decisión política de impulsar la recuperación política defendiendo y ampliando el sistema de protección social".
En cualquier caso, ha destacado que la "mejor noticia" para el sistema público de pensiones son los datos que reflejan "la mejoría del mercado laboral", tras cerrar 2016 con 400.000 parados menos y 540.600 ocupados más.
SISTEMA DE LIQUIDACIÓN DE COTIZANTES
En cuanto al nuevo sistema de liquidación directa de cotizaciones, Báñez ha adelantado que hasta enero se han notificado a dos millones de empresas, con más de 12,6 millones de trabajadores y la gestión de 98.400 autorizaciones del sistema de red, con un nivel de eficiencia "máximo".
En cuanto a los gastos del sistema, Báñez ha explicado que el déficit del sistema también trae causa del gasto en pensiones contributivas, que representan el 82% del total de los gastos no financieros de la Seguridad Social.
En concreto, ha apuntado que registraron un alza del 7,6% en 2008 y del 10,7% en 2017, con lo que el gasto en pensiones contributivas aumenta a un 3,1% del PIB, debido a la "presión demográfica", la mayor tasa de dependencia y el incremento en la tasa de sustitución, así como la caída del empleo.
La titular de Empleo ha recordado que, aunque el sistema pasó de un superávit del 1% antes de la crisis a un déficit aproximado del 1,7% en 2016, el problema de financiación viene desde 2009 con el hundimiento del superávit desde entonces., especialmente desde el superávit del 1,4% en 2009 al déficit del 0,05% de 2011.
Frente a esto, ha defendido que la mejor política posible para la sostenibilidad y pervivencia del sistema es "la que crea condiciones para que haya más y mejor empleo", algo que se está consiguiendo, ya que por cada nueva pensión se destruían tres nuevos empleo durante la crisis y 2016 cerró con cinco nuevo empleos por cada nueva pensión. "Es la clave de bóveda de la sostenibilidad futura del sistema de Seguridad Social", ha apostillado.
REVALORIZACIÓN DE LAS PENSIONES
Asimismo, Báñez ha informado, a petición del PSOE, de la decisión del Gobierno de aplicar una subida del 0,25% para las pensiones de la Seguridad Social y otras pensiones públicas.
La ministra ha destacado que desde que se aplica esta revalorización, las pensiones han ganado 1,65 puntos de poder adquisitivo. En concreto, 1.905 millones en una etapa "difícil" de recuperación, acumulados entre los años 2014 (499 millones), 2015, (855 millones) y 2016 (528 millones).
De esta forma, ha defendido el sistema de revalorización implantado porque asegura que las pensiones crecerán "siempre", incluso pudiendo hacerlo hasta un 0,5% por encima del IPC en función de la coyuntura de cada año.
En todo caso, Báñez considera que la mejor garantía para las pensiones es consolidar la recuperación del empleo, aumentar la productividad y adoptar las recomendaciones del Pacto de Toledo.
MEDIDAS PARA LAS PENSIONES
A la espera del informe del Pacto de Toledo, Báñez ha abogado por medidas que sean "equilibradas" y por afrontar esfuerzos necesarios "adecuadamente distribuidos" para que no se produzcan "efectos indeseados" en el mercado laboral y productivo.
Así, ha apostado por avanzar en la separación de las fuentes de financiación, seguir reforzando la distribución equitativa del esfuerzo contributivo y avanzar en fórmulas que permitan el envejecimiento activo.
Defiende además transformar las reducciones de cotización en bonificaciones en la Seguridad Social para "aliviar" las cuentas del sistema a la vez se mantiene como prioridad la creación de empleo, y se prioriza la lucha contra el fraude.
La titular de Empleo ha pedido a la oposición que deje el "alarmismo" y ha querido dar un mensaje de "tranquilidad" a los pensionistas, con la intención de diseñas "nuevos caminos" y un "acuerdo" sobre la financiación del sistema "lo antes posible".
"Vamos en la buena dirección porque las medidas de últimos cinco años han sido eficaces para paliar las consecuencias de la crisis", ha añadido.
CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN
Desde el Grupo Socialista, la diputada del PSC Mercé Perea, ha denunciado que supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas del 1,25%, tras haber cerrado el IPC de 2016 con un alza del 1,5%, agravado por el copago farmacéutico.
La oposición reclama al Gobierno que vuelva a vincular el incremento anual de las pensiones a la evolución del IPC tras la reforma de las pensiones aprobada en 2013 que estableció una subida mínima del 0,25%.