Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España urge a reducir márgenes empresariales y costes laborales

El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha asegurado que España necesita llevar a cabo una "devaluación interna" para ganar competitividad y lograr salir de la crisis, que pasaría por una reducción de los márgenes empresariales y de los costes laborales que soportan.

En una jornada sobre 'Desapalancamiento y Crecimiento en España', organizada por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y la Fundación de Estudios Financieros, José Luis Malo de Molina indicó que junto a este proceso, es preciso llevar a cabo un desapalancamiento de la economía que, dadas las actuales necesidades de consolidación de las cuentas públicas, será un proceso "necesariamente lento".
"Por lo tanto, tenemos dos tareas por delante importantísimas", señaló, para concretar a renglón seguido que el incremento de la competitividad se debe realizar "por el camino directo, sano y genuino de la devaluación interna", no por la vía de la destrucción de empleo, como se ha hecho en lo que va de crisis.
"La corrección está basándose de manera excesiva en el componente cíclico, parando la economía, reduciendo la generación de rentas y el valor añadido.
"No es una manera sana", dijo, para añadir que hasta ahora "hemos reabsorbido dos tercios de la pérdida de competitividad, pero esa absorción descansa básicamente en las ganancia de productividad por la destrucción de empleo".
Por el contrario, consideró que es preciso "ajustar genuinamente los precios" actuando sobre los " márgenes y costes de las empresas". "Cuanto antes se haga antes será posible reestrablecer la senda de crecimiento", apostilló.
En cuanto a la reducción del apalancamiento de la economía, el director general del Servicio de Estudios del Banco de España indicó que la necesaria consolidación de las cuentas públicas, en un momento en el que "la deuda privada se ha ido filtrando a la deuda pública", hace que las condiciones sean "poco favorable", por lo que el proceso será necesariamente "lento".