Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Banco Madrid revisará los protocolos internos de control tras la intervención

El Banco de España interviene el Banco de Madrid, propiedad del BPAEFE

Banco Madrid ha anunciado que revisará los protocolos internos de control tras ser intervenido por el Banco de España ante las sospechas de blanqueo sobre su matriz, Banca Privada de Andorra (BPA), según ha informado la entidad en un comunicado.

Esta cuestión será tratada en la reunión extraordinaria del consejo de administración que Banco Madrid ha convocado con el fin de adoptar las decisiones "necesarias" y así poner en marcha los procedimientos internos que faciliten la colaboración con la actividad inspectora de los interventores del Banco de España.
En este sentido, la entidad ha puesto a disposición de los interventores del organismo liderado por Luis María Linde un equipo para colaborar "directamente" con la función supervisora, al tiempo que ha considerado que la labor de los interventores es una "garantía añadida" de transparencia que aporta tranquilidad a los clientes.
Banco Madrid se ha desmarcado de la denuncia de las autoridades del Tesoro de Estados Unidos que ha dado lugar a las actuaciones en curso, al recordar que en ella no se menciona en "ningún momento" a la entidad, sino exclusivamente a su matriz, BPA.
"Pese a la pertenencia a un mismo accionista, BPA y Banco Madrid son dos entidades totalmente independientes, cada una de ellas con sus propias estructuras operativas y que desarrollan su actividad con marcos regulatorios y legales distintos, los de Andorra y España, respectivamente", ha explicado el banco.
La entidad, filial al 100% de BPA, ha aclarado que cuenta con su propio consejo de administración, una dirección independiente, un balance "completamente separado" y capital propio, sujeto a regulación y supervisión española, y por tanto, no disponible por su accionista.
Banco Madrid ha garantizado que sigue gestionando con "total normalidad" la operativa bancaria y "cuidando los intereses" de sus clientes. "El banco está operando con absoluta normalidad y dando servicio a sus clientes en todas sus oficinas", ha asegurado.
Así pues, la entidad ha enfatizado que la intervención del Banco de España no supone "ningún cambio" en la gestión de Banco Madrid, puesto que tanto la dirección de la entidad como su consejo de administración "mantienen y ejercen todos sus poderes" y "cuentan con toda la capacidad de decisión sobre la gestión".
Banco Madrid ha puesto en valor que se erige como una de las entidades "más sólidas" de España por su solvencia, su liquidez y capitalización. Por último, ha mostrado su confianza "plena" en que las investigaciones que pueda llevar a cabo el Banco de España certifiquen el cumplimiento de la legislación y la normativa vigente por parte de la entidad.