Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España pide una mayor consolidación del sector financiero

Considera que la baja rentabilidad es un "elemento de vulnerabilidad" para la economía española
El Banco de España solicita a las entidades españolas una mayor consolidación del sector, así como también la búsqueda de fuentes alternativas de ingresos, con objeto de incrementar su rentabilidad y eficiencia, lastradas desde el comienzo de la crisis financiera.
Así de desprende del informe anual 2016 de la entidad gobernada por Luis María Linde, que incide en que la crisis de rentabilidad experimentada por el sector financiero se ha agravado desde comienzos de 2015 ante la reducción de los márgenes bancarios en un contexto donde los tipos de interés se aproximaron al 0%.
De hecho, la tasa de interés de referencia del Banco Central Europeo (BCE) alcanzó el 0,05% en septiembre de 2014, para posteriormente caer el 0% en marzo de 2016, cuando el presidente del organismo, Mario Draghi, utilizó prácticamente todas las herramientas a su alcance para estimular el alza de los precios.
El Banco de España considera que la recuperación de la rentabilidad en el actual contexto de márgenes reducidos, actividad limitada y persistencia de activos improductivos es un "reto" para las entidades de crédito del país e insiste en que los márgenes de intermediación del negocio de las entidades en España se ha reducido un 24% desde 2007, antes del inicio de la crisis financiera.
En este sentido, el organismo sostiene que en 2016, el resultado consolidado de las entidades de crédito españolas descendió un 21% en relación con el año anterior y la rentabilidad sobre fondos propios se situó en el 4,3%, frente al 5,6% obtenido en 2015.
Por ello, la recuperación de la rentabilidad exige un incremento de la eficiencia a la que "potencialmente" podrían contribuir una cierta "consolidación adicional dentro del sector" y la "exploración de fuentes alternativas de recursos", según el Banco de España.
ELEMENTO DE "VULNERABILIDAD" PARA LA ECONOMÍA
Además, la institución ha advertido de que la reducida rentabilidad de los bancos es un "elemento de vulnerabilidad" para la economía española a pesar de la situación de solvencia de las entidades de crédito.
La ratio de capital ordinario de nivel 1 (CET1) para el conjunto del sistema se situó a cierre de 2016 en el 12,8%, por encima de los mínimos regulatorios.
No obstante, en el entorno internacional no se puede descartar que la materialización de algunos riesgos, como un contexto económico global afectado por las políticas proteccionistas o un ajuste en los precios de algunos activos financieros o en las primas de riesgo, desate "episodios de tensión" en los mercados de financiación.
Estos episodios podrían ocasionar "efectos contractivos" sobre la oferta de fondos al resto de sectores productivos, explica el Banco de España.
PRIORITARIO CULMINAR LA UNIÓN BANCARIA.
Por otra parte, el organismo también considera "prioritario" lograr una "auténtica" integración financiera de las economías de la zona euro mediante la culminación de la Unión Bancaria.
Para conseguirla, el Banco de España propone la creación de un seguro común de garantía de depósitos, un respaldo fiscal "suficiente" para el Mecanismo Único de Resolución e impulsar de un modo "más decidido" el proyecto de la Comisión Europea sobre la Unión de Mercados de Capitales.