Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España confirma que el Euríbor bajó en mayo hasta el -0,127%

El Banco de España ha confirmado que el Euríbor, índice que al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, cerró el mes de mayo en mínimos históricos en tasa mensual, al situarse en el -0,127%, frente al -0,119% de abril.
Así, el Euríbor experimenta un descenso de 0,114 puntos en los últimos doce meses. Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja de unos 72,84 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, 6,07 euros al mes.
Los datos correspondientes al mes de mayo muestran también un descenso, hasta el -0,127%, del míbor, el tipo interbancario a un año que servía de referencia oficial del mercado hipotecario para las operaciones realizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000.
El Euríbor se adentró en febrero del año pasado en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro.
El índice permanece hundido por debajo del 0% --nivel actual de los tipos de interés en Europa-- a punto de cumplir quince meses consecutivos, si bien es cierto que las caídas se están aminorando.
Estos índices de referencia para el mercado hipotecario son válidos a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que normalmente se produce unos días después de su difusión por el supervisor.
CONTINUARÁ EN NEGATIVO MIENTRAS EL BCE MANTENGA LOS ESTÍMULOS
En opinión del analista de XTB Gustavo Martínez, este interés es "cada vez más negativo" y seguirá siéndolo "mientras continúen los estímulos monetarios".
"Pensemos que, si hay un exceso de masa monetaria en los bancos sin que haya una demanda real de crédito bancario, lo normal es que estos estén dispuestos a cobrar un interés por demandar un dinero que no necesitan", ha explicado a Europa Press.
Según el analista, prestar dinero y pagar por ello "continuará siendo la tónica general si el Banco Central Europeo (BCE) no pone fin a estos estímulos permitiendo que demanda de crédito y oferta monetaria puedan ajustarse".
"La realidad es que, ante este desajuste de equilibrio monetario, la inflación es un hecho y, como consecuencia de ello, el BCE no sólo deberá retirar estímulos, sino que tendrá que enfriar la economía con subidas de tipos de interés haciendo más atractiva y fluida la oferta de crédito que en la situación actual", ha añadido el experto.
En el caso de que esto se produjera, la situación se normalizaría "con un consecuente incremento en el volumen de crédito interbancario e incremento del volumen de crédito en la economía real", es decir, préstamos al consumo e hipotecas y, por tanto, un aumento en el Euríbor que hará que el endeudamiento, principalmente hipotecas a tipo variable y préstamos al consumo, "se encarezca inexorablemente".