Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BT gana un 51% menos tras el escándalo contable en Italia y despide al director de la filial

BT ha logrado un beneficio neto de 374 millones de libras esterlinas (439 millones de euros) en el tercer trimestre de su año fiscal, lo que supone una caída del 51% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la operadora británica, salpicada por un escándalo contable en su negocio en Italia, donde ha confirmado el cese del máximo ejecutivo, así como la salida de varios altos directivos de BT Italy.
Las cuentas de BT entre octubre y diciembre reflejan un impacto negativo de 281 millones de libras (330 millones de euros) como consecuencia del impacto de los errores detectados en Italia y de las mayores provisiones de la compañía.
En el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, la cifra de negocio de BT aumentó un 32,3%, hasta 6.128 millones de libras (7.189 millones de euros), mientras su resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 3,1%, hasta 1.624 millones de libras (1.905 millones de euros).
De este modo, en los nueve primeros meses BT obtuvo un beneficio neto de 1.528 millones de libras (1.792 millones de euros), un 13% menos que un año antes, con una cifra de negocio de 17.940 millones de libras (21.047 millones de euros), un 33% más que un año antes.
"Los buenos progresos realizados en la mayor parte del negocio han quedado desgraciadamente ensombrecidos por los resultados de nuestra investigación sobre nuestras ooperaciones en Italia", declaró Gavin Patterson, consejero delegado de BT. "Estoy profundamente decepcionado con las prácticas de algunos que hemos descubierto", añadió.
CAMBIOS EN ITALIA.
En este sentido, BT ha confirmado este viernes la suspensión y posterior salida de una serie de altos directivos de BT Italy, además de anunciar el nombramiento de un nuevo consejero delegado para esta filial que asumirá el cargo el próximo 1 de febrero.
"El comportamiento inapropiado en nuestro negocio en Italia es un asunto extremadamente grave y hemos adoptado medidas inmediatas para fortalecer los procesos y controles en esa filial", informó la empresa.
El pasado martes, BT daba a conocer los resultados de una investigación interna sobre las prácticas contables de su filial italiana tras identificar "ciertos errores históricos" y áreas de gestión que requerían de una nueva evaluación, incluyendo una evaluación independiente por parte de KPMG, reconociendo que la "extensión y complejidad" de las irregularidades fue mucho mayor de lo que se había estimado anteriormente.
En concreto, la investigación interna desveló irregularidades, así como una serie de operaciones incorrectas de compra, venta, 'factoring' y 'leasing' que contribuyeron a inflar los ingresos de la filial italiana de BT durante varios años.
En este sentido, la compañía ha cuantificado el ajuste total relacionado con este escándalo en 513 millones de libras (602 millones de euros), incluyendo 268 millones de libras (314 millones de euros) por errores de ejercicios anteriores, además de asumir una carga específica extraordinaria de 245 millones de libras (288 millones de euros) por cambios de las estimaciones contables, de los que 145 millones de libras se incluyeron en las cuentas del segundo trimestre y 100 millones de libras en las del tercero.