Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE solo comprará activos con rentabilidad inferior al tipo de depósito en su programa de deuda pública

El Banco Central Europeo (BCE) ha informado este jueves de que solo comprará activos con una rentabilidad inferior a la ofrecida por la facilidad de depósito, actualmente fijada en el -0,40%, en su programa de compra de deuda pública (PSPP).
En un comunicado, la institución presidida por el italiano Mario Draghi ha informado de que los bonos corporativos, las cédulas hipotecarias y las titulizaciones estarán exentos de esta medida, que fue anunciada el pasado mes de diciembre.
En este sentido, el BCE anunció en su última reunión sobre política monetaria de 2016 que, con el objetivo de mejorar la implementación de su programa de compra de activos (APP), ampliaría el rango inferior de vencimientos de la deuda que se puede adquirir bajo el programa, que pasó de dos años a uno, y que permitiría la compra de deuda con una rentabilidad inferior a la del tipo de depósito.
De este modo, el BCE ha precisado este jueves que tan solo adquirirá deuda con rentabilidades inferiores al -0,40% bajo el paraguas del programa de compra de deuda pública, aunque la "prioridad" seguirá siendo obtener mayores rendimientos.
"Con respecto al programa de compra de deuda pública, para cada jurisdicción se dará prioridad a la compra de activos cuya rentabilidad se sitúe por encima del tipo de depósito", reza el comunicado emitido por el banco central.
El organismo monetario se vio obligado a ampliar el abanico de activos disponibles de ser adquiridos bajo su programa de compra de activos ante la potencial dificultad de cumplir con el objetivo de 80.000 millones de euros al mes, que a partir de abril y al menos hasta diciembre se reducirá a 60.000 millones de euros mensuales.