Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE mantiene los tipos en el mínimo histórico del 0,05%

Mario DraghiReuters

El Banco Central Europeo (BCE) celebra su primera reunión de política monetaria de 2015 y la más importante en mucho tiempo, ya que los mercados descuentan que la institución presidida por Mario Draghi anuncie su esperado programa de compra de deuda pública, que podría alcanzar los 50.000 millones de euros mensuales.

En esta línea, el BCE también ha dejado el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito en el -0,20% y el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito en el 0,30%, donde también los situó en la reunión de septiembre.
La primera reunión de política monetaria de 2015 es la más importante en mucho tiempo, ya que los mercados descuentan que la institución presidida por Mario Draghi anuncie su esperado programa de compra de deuda pública, que podría alcanzar los 50.000 millones de euros mensuales.
Los analistas consultados por Europa Press creen que Draghi evitará decepcionar a los mercados y aprobará un importante programa de alivio cuantitativo, conocido como QE, cuyo importe, duración, activos a comprar y forma de hacerlo serán los factores que deberá conjugar para cumplir con las expectativas y contentar a los más críticos con esta medida.
Otro de los aspectos a destacar de la reunión es que el BCE estrena el nuevo sistema de rotación de votos en el Consejo de Gobierno como consecuencia de la entrada de Lituania en el euro y que hace que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, no tenga derecho a voto en la primera reunión de política monetaria de 2015.
La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en diciembre en el -0,2%, frente al alza del 0,3% del mes anterior, lo que representa el primer dato negativo del indicador desde octubre de 2009, cuando los precios bajaron una décima y la mayor caída de los precios desde septiembre de 2009, cuando la inflación de la eurozona se situó en el -0,3%.
Asimismo, la tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo estable en noviembre por cuarto mes consecutivo en el 11,5%, lo que supone cuatro décimas menos del porcentaje registrado un año antes. La estadística volvió a colocar a España (23,9%) como el segundo país con peores cifras de toda la región, tras Grecia (25,7%).
Por su parte, según los últimos datos de la oficina estadística comunitaria Eurostat, el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció en el tercer trimestre del año un 0,2%, frente al 0,1% de los tres meses anteriores y el 0,3% del primer trimestre.