Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Auditores europeos acusan a Bruselas de no combatir lo suficiente el desperdicio de alimentos

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea ha acusado a la Comisión Europea de no actuar de forma eficiente para combatir el desperdicio de alimentos y de haber desarrollado acciones "fragmentadas" e "intermitentes", al tiempo que ha denunciado la inexistencia de una estrategia europea.
En un estudio publicado este martes, los auditores europeos destacan que el Ejecutivo comunitario "no está combatiendo de forma efectiva el desperdicio de alimentos" y que la implementación de las iniciativas y las políticas actuales podría mejorar para "abordar el problema".
En este sentido, el Tribunal de Cuentas de la UE asegura que muchas de las mejoras potenciales no requieren nuevas iniciativas legislativas o financiación pública, sino "mejor alineación de las políticas existentes, mejor coordinación interna de la Comisión (Europea) y entre Bruselas y los Estados miembros.
De esta forma, Bettina Jakobsen, miembro del Tribunal de Cuentas, ha explicado en un encuentro con medios de comunicación que la investigación ha evidenciado que las acciones que se han tomado han sido "fragmentadas e intermitentes" y ha criticado que no existe una estrategia europea acordado para luchar contra el desperdicio de alimentos.
El informe destaca que un total de 88 millones de toneladas de alimentos se desperdician al año en el bloque comunitario, según los datos de la Comisión Europea recogidos en el informe. Esta cifra podría alcanzar los 126 millones de toneladas si no se toman medidas preventivas.
A pesar de ello y de la "creciente importancia" del desperdicio de comida en la agenda política, Jakobsen ha denunciado que la "ambición" de Bruselas ha caído con el paso del tiempo y que la falta de una definición común y de un punto de partida común desde el que diseñar objetivos "han obstaculizado más progresos en este área".
"Hay una serie de áreas de acción europeas que pueden influir en el comportamiento de todos los actores de la cadena de alimentos. Sin embargo, hemos encontrado una notable falta de análisis de impacto de estas políticas en cuanto al desperdicio de alimentos", ha señalado Jakobsen, antes de indicar que, por ejemplo, la Política Agraria Común (PAC), podría "jugar un papel" en este sentido.
BARRERAS A LA DONACIÓN DE ALIMENTOS
Otro de los problemas que ha enumerado Jakobsen en la presentación del informe es la existencia de barreras a la donación de alimentos, una práctica que, a su juicio, podría ayudar a reducir el desperdicio de comida. Dentro de esta crítica, los auditores europeos añaden la falta de claridad y consistencia en algunas disposiciones legales y su interpretación.
Precisamente, una de las tres recomendaciones que el Tribunal de Cuentas de la UE incluye en el estudio es la de impulsar la donación de alimentos que estén disponibles para su consumos. En especial, propone aclarar la interpretación de disposiciones legales que desalienten la donación y fomentar entre los países de la UE la donación de comida, en especial de frutas y verduras retiradas del mercado.
Las otras recomendaciones del informe son la elaboración de un plan de acción por parte de Bruselas, como paso previo a fortalecer y coordinar mejor una estrategia europea para combatir el desperdicio de alimentos, e incluir la cuestión en futuros análisis de impacto y armonizar las políticas comunitarias que puedan combatir la pérdida de alimentos.
Por último, los auditores europeos han advertido de que la propuesta del Ejecutivo comunitario para crear una plataforma que busque soluciones al problema "no aborda adecuadamente" las deficiencias que recoge el estudio y "no es el instrumento adecuado para fortalecer la estrategia de la UE".
"Los esfuerzos de la Comisión no deben detenerse con la puesta en marcha de la plataforma, sino que deben continuar con la implementación de las recomendaciones que hemos expresado en este informe", ha expresado Jakobsen.