Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asgeco aconseja comprar productos en época de rebajas en condiciones adecuadas y reclamar en caso contrario

La Asociación General de Consumidores, Asgeco Confederación, ha aconsejado adquirir productos en época de rebajas en las condiciones adecuadas e insta a reclamar en caso contrario, en el marco de un decálogo de recomendaciones que pretende que los consumidores sean responsables y comprometidos en esta época del año, en la que se prevé un incremento del gasto de hasta 103 euros por persona.
Así, entre otros consejos pide que los consumidores limiten sus compras en rebajas a lo realmente necesario y no se dejen manipular por la publicidad consumista, y así, gastar lo mínimo posible para satisfacer necesidades reales y no las creadas artificialmente por la publicidad.
En este decálogo, la asociación también invita a los consumidores a no dejarse llevar por las prisas y comparar los precios de los artículos requeridos en otros establecimientos. De igual modo, señala que la alteración del precio en las rebajas se produce inicialmente como consecuencia del cambio de estación o temporada, y ello no debe repercutir en la calidad del producto, por lo que el consumidor tiene el derecho a reclamar como si se tratara de un producto en venta habitual.
Además, indica que todos los productos que se oferten en rebajas deben haber estado a la venta anteriormente y no haber sido introducidos especialmente para venderse durante estos días. Por otro lado, la Confederación aconseja pedir la devolución del dinero si el artículo es defectuoso.
Asgeco recuerda finalmente a los consumidores que en este periodo no está reñido con un consumo responsable y que se puede sacar provecho de las oportunidades manteniendo un consumo razonable, ético, ecológico, comprometido y sostenible, y recomienda ofrecer a ONG o vender de segunda mano los productos que no se usan en casa.