Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) Grifols gana 406,1 millones hasta septiembre, un 1,1% más

Grifols registró un beneficio neto de 406,1 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 1,1% más que el mismo periodo del año anterior, según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La cifra de negocio del grupo creció un 2,8% entre enero y septiembre, hasta los 2.951,7 millones de euros, frente a los 2.871,8 millones de euros del mismo periodo de 2015.
En términos de negocio recurrente (excluyendo 'Raw materials and others'), los ingresos de Grifols totalizaron 2.912,7 millones de euros, un 4,3% más, gracias a la buena evolución de las ventas de su división Bioscience y a la recuperación de los ingresos en las divisiones de Diagnostic y Hospital.
En concreto, la compañía ha destacado la positiva evolución de las principales proteínas plasmáticas que, junto con el resto, situaron los ingresos de la División Bioscience en 2.356,4 millones de euros, un 6,5% más que en los nueve primeros meses de 2015.
El resultado bruto de explotación (ebitda) de Grifols experimentó un ligero descenso, del 1,6%, hasta los 842,9 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (ebit) retrocedió un 3,6% y se situó en 692,1 millones de euros hasta septiembre.
En línea con los trimestres anteriores, los márgenes siguen afectados principalmente por la disminución de los 'royalties' relacionados con la unidad de diagnóstico transfusional reconocidos durante 2015, que descienden significativamente en 2016; por el aumento de los costes de plasma vinculados con la apertura de nuevos centros de donación, y con los mayores incentivos para remunerar el tiempo de los donantes.
Grifols ha destacado que mantiene como prioridad estratégica el incremento del suministro de materia prima para hacer frente de forma sostenible a la creciente demanda del mercado.
La deuda financiera neta de la compañía catalana se ha situado en 3.809,2 millones de euros, incluyendo 900,5 millones de euros en caja, y la reducción del endeudamiento se mantiene como prioridad y, para cumplir con este objetivo, la compañía ha señalado que sigue centrada en la generación de caja.