Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El coste por hora trabajada vuelve a crecer en el tercer trimestre, un 0,9%, tras bajar en el segundo

El coste por hora trabajada subió un 0,9% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, después de haber bajado un 3,1% en el segundo trimestre, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste por hora creció un 0,7% en tasa interanual, cuatro décimas más que en el trimestre anterior. Con este avance, el coste por hora trabajada acumula trece trimestres consecutivos de ascensos interanuales en la serie corregida.
Por su parte, la tasa de variación trimestral (tercer trimestre de este año sobre el segundo) muestra un aumento del coste por hora trabajada del 7,5% respecto al trimestre anterior debido al menor número de horas trabajadas por las vacaciones de verano.
En la serie de datos desestacionalizada y corregida de calendario, el coste por hora trabajada se incrementó un 0,2% en tasa trimestral, frente a los descensos del 0,1% experimentados en el trimestre anterior y un año antes.
LAS INDUSTRIAS EXTRACTIVAS, LAS QUE MÁS ELEVAN SUS COSTES.
Las actividades que presentaron en el tercer trimestre los mayores avances interanuales en la serie general del coste por hora trabajada fueron las industrias extractivas (+4,1%); educación (+4%) y actividades sanitarias y servicios sociales (+3,8%).
Por el contrario, los mayores retrocesos interanuales en el coste por hora trabajada se dieron en el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (-6,9%), construcción (-2,2%) y actividades financieras (-0,8%).
Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, las actividades con las mayores tasas anuales también son las industrias extractivas (+4,4%), seguidas de actividades sanitarias (+3,7%) y actividades artísticas (+2,6%).
En el otro extremo, suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (-7,4%), construcción (-2,4%) y actividades financieras (-1,3%) registraron los mayores descensos en tasas anuales corregidas.