Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) La concentración bancaria solo preocupa a la CNMC si deriva en subidas de costes o pérdida de calidad

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha afirmado que la concentración bancaria solamente es preocupante para la institución si conlleva un incremento en los costes o pérdidas de calidad en los bienes y servicios que ofrecen las entidades.
"Las concentraciones producen inquietud en general en la CNMC cuando se transforman en incrementos de costes con pérdida de calidad de los bienes o los servicios para los ciudadanos. Es entonces cuando empieza a inquietar a la autoridad de Competencia de España o cualquier país del mundo", ha explicado durante su intervención en el seminario 'La cuarta revolución. ¿Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?', organizado por la APIE y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
El presidente de la autoridad de Competencia ha explicado que "las empresas se deben a su cuenta de resultados, sean bancos, generadores de electricidad o refinerías de petróleo" y "la cuenta de resultados se nutre de unos precios adecuados". "Si las concentraciones impiden que esos precios sean adecuados y se conviertan en abusivos, entonces producen preocupación", ha añadido.
"En determinados sectores se requiere una fortísima inversión para operar en ellos y esa lo es de manera suficiente solo si el mercado da una respuesta positiva. Y pasa a ser importante el tamaño del mercado", ha explicado. "El proceso de concentración se visualiza en todo el mundo en este tipo de actividades en el que se requiere una fuerte inversión para la implementación", ha explicado.
El presidente de la CNMC se ha planteado "cuántas compañías de generación de energía caben en Europa, cuántas de telecos y cuantós bancos" y se ha respondido que "menos de las que hay ahora, de la misma manera que hace diez años había muchísimas más compañías de generación, más refinerías y más bancos".
El actual es "un nivel de concentración como hasta ahora no había tenido el sector financiero en España", ha valorado Marín Quemada, para quien se ha pasado "de tener muchas instituciones poco eficientes a menores instituciones mucho más eficientes".
"En el momento que aparezcan costes de calidad o incremento de precios, naturalmente la CNMC lo analizará de una manera más exacta y puntual del análisis continuo que venimos realizando", ha señalado el presidente de la autoridad de Competencia.
Para Marín Quemada, las autoridades de Competencia en todos los países "están muy cómodas con la aparición de nuevos entrantes en el sector cuando son sólidos y suman". "Le preocupa cuando un agente desaparece porque uno se compra a otro", ha dicho.
El presidente de la institución ha manifestado que la preocupación de Competencia es diferente de la del Banco Central Europeo (BCE) o el Banco de España, ya que se fija más en la calidad de los servicios que en la solvencia.
BRUSELAS NO HA "DADO CUENTA" A LOS IMPLICADOS POR LA COMPRA DE POPULAR
El presidente de la CNMC ha explicado que Bruselas "aún no ha dado cuenta" de la concentración de Santander y Popular a las agencias de Competencia de "los distintos países más directamente implicados", tras lo cual estas instituciones podrían pedir un "reenvío" de la operación para analizarla detenidamente.
"El criterio para pedir o no el reenvío pasa porque esté severamente afectada la competencia en el país que lo solicita. Eso se analizará en sus plazos, porque aún no han empezado a rodar", ha señalado.
Marín Quemada ha explicado que la concentración entre Santander y Popular se ha presentado en Bruselas por la aplicación de "la regla de los dos tercios", ya que "una de las dos (entidades) tenía presencia de, al menos, un tercio en un país distinto al de su sede social". Hacía así referencia a la entidad presidida por Ana Botín y su presencia en Reino Unido.
El presidente de la CNMC ha rechazado pronunciarse sobre qué decisión tomaría la institución en ese caso y ha apuntado que deberá estudiar las dos posibilidades, aunque ha matizado que la última decisión es de Bruselas.
COMPETENCIA "MIRA" QUÉ PASA CON EL ACUERDO DE CAJEROS DE POPULAR E ING
Marín Quemada ha señalado que la institución que preside está "mirando" qué ocurre con el acuerdo entre ING y Popular para que los clientes de la primera puedan utilizar los cajeros de la segunda tras su integración en Santander.
Ambas entidades, junto con Crédit Mutuel, disponen de un acuerdo de utilización de los cajeros de Popular que podría peligrar tras la integración del banco en Santander, una opción que esta semana ha rechazado el consejero delegado de ING España y Potugal, César González-Bueno.
"Si pasa, actuaremos en consecuencia", ha apuntado el presidente de la autoridad de Competencia, aunque ha añadido que "aún no ha pasado nada" que modifique la situación actual.