Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Saracho será presidente de Popular tras la junta de accionistas convocada para el 20 de febrero

Emilio Saracho se convertirá en el nuevo presidente de Banco Popular en sustitución de Ángel Ron el próximo 20 de febrero, una vez se celebre la junta extraordinaria de accionistas convocada para ese día.
El banco ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el orden del día de la junta extraordinaria, en la que se propondrá el nombramiento de Saracho como consejero ejecutivo y la ratificación de Pedro Larena como consejero ejecutivo de la entidad.
Además, se someterá a votación la ratificación de nombramiento de Jaime Ruiz Sacristán como consejero dominical.
La junta extraordinaria también abordará la modificación de determinados artículos relativos a la junta general y otros referidos al consejo de administración y a la dirección general, además de posibles cambios en los estatutos sociales de la entidad.
En el orden del día también figura la aprobación de la política de remuneraciones de los consejeros y la delegación de facultades en el consejo de administración, con facultad de sustitución, para la formalización, interpretación, subsanación y ejecución de los acuerdos que adopte la junta general.
La entidad presentará sus resultados anuales el próximo 3 de febrero.
SARACHO PRESIDENTE
El nuevo presidente de Popular es un gran conocedor del sector financiero. Actual vicepresidente mundial de JP Morgan Chase, a lo largo de su carrera ha participado en la creación y desarrollo del Banco Santander de Negocios, ha trabajado para Goldman Sachs en Londres, es consejero de Inditex y consejero no ejecutivo independiente de IAG.
Desde la presidencia de la entidad tendrá que hacer frente ahora a una serie de retos, entre ellos mejorar la rentabilidad del banco e impulsar el 'Proyecto Sunrise', por el que se creará una sociedad de activos inmobiliarios por importe bruto de 6.000 millones de euros que cotizaría en Bolsa.
Su desembarco en Popular se producirá meses después de que el consejo de administración forzara la salida de Ángel Ron de la presidencia, después de permanecer doce años al frente de la entidad.
Bajo su mandato, el banco integró Banco Pastor en plena reestructuración del sector financiero español, una operación que realizó sin ayudas públicas. Pero el 'ladrillo' asumido y la negativa a traspasar parte de estos activos a Sareb comenzaron a pesar en el balance de la entidad y se convirtieron en el origen de muchos problemas futuros.
A cierre de 2015, Ángel Ron acumulaba compromisos por pensiones de 8,2 millones de euros, según consta en el último informe anual sobre remuneraciones de la entidad. Sin embargo, no tiene fijado en su contrato derecho a cobrar indemnización por cesar en su cargo.