Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Popular pierde 137 millones hasta marzo tras provisiones de 496 millones por el negocio inmobiliario

Banco Popular registró pérdidas de 137 millones durante el primer trimestre de este año, frente a beneficios de 93,79 millones de euros de un año antes, tras dotar provisiones por importe de 496 millones de euros, un 69,9% más que en el primer trimestre de 2016.
El banco ha realizado estas provisiones debido al incremento en las dotaciones del negocio inmobiliario y con el fin de sanear y fortalecer su balance.
Dichas provisiones, sumadas a las que ya había realizado el banco, elevan la ratio de cobertura total hasta el 45,2% y la de morosos hasta el 51,4%, según ha informado este viernes la entidad presidida por Emilio Saracho.
El negocio principal del banco registró un beneficio neto de 180 millones de euros al cierre del primer trimestre, mientras que el negocio inmobiliario se anotó pérdidas de 317 millones de euros.
A cierre de marzo, la ratio 'CET1 phased in' del banco es del 10,02%, la ratio 'CET1 fully loaded' del 7,33% y la de capital total, del 11,91%, por lo que Popular sitúa su solvencia por encima de los requisitos exigidos y cumple con el requerimiento total regulatorio mínimo aplicable al grupo, por todos los conceptos, del 11,375%.
El margen de intereses alcanzó los 500 millones de euros, un 9,4% menos que en el primer trimestre de 2016, al tiempo que el margen de explotación se situó en 309 millones de euros, un 25,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, pero en niveles similares si se excluyen los resultados por operaciones financieras.
Asismismo, las comisiones se incrementaron un 4% respecto a finales de 2016, hasta los 140 millones de euros, el mejor trimestre del último año.
Por su parte, los costes cayeron un 10% interanualmente hasta los 371 millones de euros. En este sentido, los gastos de personal se han reducido un 20% respecto al primer trimestre de 2016, tras el proceso de reestructuración acometido el pasado año. La ratio de eficiencia evoluciona favorablemente y se redujo 18 puntos porcentuales respecto a cierre de 2016, situándose en el 48,72%.
REDUCCIÓN DE ACTIVOS IMPRODUCTIVOS.
Durante los tres primeros meses de 2017, el banco ha llevado a cabo una reducción neta de los activos improductivos por importe de 569 millones de euros, lo cual supone, según el banco, un cambio de tendencia "muy positivo" en lo que a la gestión del negocio inmobiliario se refiere.
También, las recuperaciones de créditos morosos han evolucionado de forma "muy favorable", alcanzando la cifra de 996 millones de euros, por lo que las entradas netas en mora descienden en 304 millones de euros.
Las ventas de inmuebles han sido de 459 millones de euros en el primer trimestre, con un incremento del 18,5% en las ventas minoristas. Asimismo, las ventas de crédito inmobiliario alcanzan los 402 millones de euros.
La ratio de mora se sitúa en el 14,91%, 30 puntos básicos por encima de la registrada a final del ejercicio 2016. El banco ha destacado que el stock de provisiones de crédito ha aumentado un 44,3% respecto al primer trimestre de 2016, hasta los 10.317 millones de euros, por lo que la ratio de cobertura total aumenta hasta el 45,2% y la de morosos hasta el 51,4%.
Por otro lado, la actividad comercial del primer trimestre se ha concentrado de forma muy especial, según el banco, en el tramo final, debido a que enero y febrero estuvieron marcados por los cambios organizativos y la reestructuración y los ajustes de oficinas.
A pesar de dichos cambios, la contratación de crédito en el primer trimestre alcanzó los 4.770 millones de euros y se mantiene estable respecto al mismo periodo del año anterior, en el que dicho importe fue de 4.776 millones de euros.
Del importe total de la contratación, el 61,8%, es decir, 2.950 millones de euros, corresponden a crédito concedido a pymes y autónomos, lo que representa un aumento del 1,7% respecto a cierre de 2016. En este sentido, durante los tres primeros meses de 2017, el banco ha aumentado un 8% la financiación a pymes mediante crédito sin colateral y mediante leasing, así como un 5% en consumo a autónomos.
El tipo medio de contratación del crédito, del 2,87%, supera en 40 puntos básicos al stock de crédito del banco y se mantiene por encima de la media del sector. Popular ha subrayado que sigue siendo la primera entidad en España para pymes y autónomos, con una cuota de mercado del 17,7% y una cuota de mercado total de crédito del banco, del 7,66%, que se mantiene inalterada.
En cuanto a la evolución del pasivo, el stock de los depósitos a plazo y las cuentas a la vista en el primer trimestre ascendió a 77.346 millones de euros, un 1% inferior al cierre de 2016.