Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Isolux salda con 'números rojos' de 1.332 millones 2016, tras un ajuste de 2.853 millones

El consejo avisa a los bancos accionistas y acreedores de que el grupo es viable si se le da "el apoyo financiero adecuado"
Isolux ha aprobado finalmente, y tras varios aplazamientos, las cuentas del ejercicio 2016, que arrojan una pérdida de 1.332 millones de euros, según informó la compañía de construcción e ingeniería actualmente en 'preconcurso'.
El grupo controlado por sus bancos acreedores multiplica por 25 los 'números rojos' de 51,8 millones contabilizados un año antes, como consecuencia de realizar saneamientos y ajustes de valor por 2.853 millones de euros.
En concreto, las cuentas de Isolux recogen un impacto de 955 millones por ajustes en la contabilidad de las obras y por provisiones por deterioro de proyectos, y otro de 386 millones por el descenso del fondo de comercio, derivado de la menor actividad, a su vez provocada por falta de financiación.
Además, los resultados incluyen una devaluación de 1.512 millones de euros del negocio de concesiones y de las actividades y activos considerados como no estratégicos.
El resultado de 2016 de Isolux es así reflejo de la reestructuración que el grupo acometió durante todo el pasado año para garantizar su viabilidad, lo que impide una comparación con el de 2015.
Este proceso concluyó con la toma de control de la empresa por parte de sus bancos acreedores y el lanzamiento de un programa de venta de activos. Esta operación generó plusvalías contables de 1.969 millones de euros que, no obstante, no pueden compensar todos los impactos negativos.
En el plano operativo, las cuentas de Isolux de 2016 arrojan un cifra de negocio de 706 millones, frente a la inicialmente estimada de 1.205 millones, una vez realizados "ajustes en la cuenta de clientes", un beneficio bruto de explotación (Ebitda) negativo de 1.287 millones y pérdidas operativas del negocio de construcción de 102 millones.
No obstante, la deuda, tras la capitalización del pasado año, se reduce a 511 millones, y la cartera total de contratos se sitúa en 2.057 millones.
NUEVA REESTRUCTURACIÓN UN AÑO DESPUÉS.
Se da la circunstancia de que el consejo de la compañía aprueba finalmente las cuentas de 2016 coincidiendo con el nuevo proceso abierto en la empresa para reestructurarse de nuevo y evitar el concurso. Cuenta para ello con plazo hasta el 5 de agosto, dado que se acogió al 'preconcurso' a finales de marzo.
En este sentido, el máximo órgano de gestión de la compañía, tras aprobar la pasada semana un plan de viabilidad, envió este viernes un aviso a sus bancos acreedores y accionistas al asegurar que "Isolux constituye un proyecto empresarial viable" si "recibe el apoyo financiero adecuado", según indica la empresa en un comunicado.
La falta de acuerdo con los bancos para que inyectaran unos 400 millones de liquidez a la compañía es precisamente lo que la abocó al 'preconcurso'.
En la actualidad, los gestores de Isolux trabajan en la ejecución del plan de viabilidad con el fin de preparar a la empresa para su venta o su apertura a un socio.
Para ello, la compañía se segregará en tres firmas, una de las cuales integrará todos los proyectos viables, con financiación y capacidad de generar caja, y será la 'nueva Isolux', una empresa un 60% interior a la actual tanto en términos de negocio como de personal.
La ejecución de este plan y el proceso de venta serán seguramente objeto de debate en la junta general de accionistas del grupo, que el consejo también acordó hoy convocar para el próximo 4 de julio.