Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Insur invertirá 135 millones en construir viviendas en Madrid en los próximos años

Apuesta por mantener a largo plazo su estrategia de combinar promoción y patrimonio, y contener la deuda
Insur prevé invertir en los próximos tres o cuatro años unos 135 millones de euros en promover nuevas viviendas en Madrid en los suelos que la compañía ha adquirido en la capital, según informó el presidente de la inmobiliaria, Ricardo Pumar.
El mercado inmobiliario de la capital constituye, junto la Costa del Sol, la "gran apuesta" de Insur por la diversificación geográfica de su negocio, hasta ahora centrado en el Sur del país.
"Nuestra internacionalización es Madrid y la Costa del Sol", destacó Pumar durante su intervención en el Encuentro "La nueva industria de la promoción inmobiliaria" organizado por Europa Press e Insur.
"Insur mantendrá a largo plazo su estrategia, pero dando un paso adelante en diversificación para crecer en Madrid, un mercado que es más competitivo, pero también más seguro", explicó el presidente de la compañía. "Lo que haces en la capital, si lo haces bien, lo vendes", aseveró.
Así, la compañía ha invertido unos 45 millones de euros en comprar suelos en la capital en los que en los próximos tres o cuatro años abordará distintas promociones, proyectos que supondrán una inversión total de unos 135 millones de euros.
MANTENER ESTRATEGIA A LARGO PLAZO.
Pumar recordó que la estrategia de negocio de Insur, que la compañía mantendrá a largo plazo, se sustenta en combinar el negocio de promoción y venta de vivienda con el de gestión de una cartera de patrimonio y, por otro lado, en mantener un bajo endeudamiento.
En este sentido, indicó que la deuda siempre se mantiene por debajo del 40% del valor de sus activos y procura además tener una "adecuada proporción entre recursos propios y ajenos".
Respecto a su negocio, subrayó su "prudencia" a la hora de comprar suelo, al considerar que "constituye una materia prima, no una mercadería". Así, sólo adquiere terrenos finalistas y no aborda muchas operaciones en los puntos álgidos de los ciclos inmobiliarios, sino que la empresa es más activa en los "momentos bajos".
"PUNTOS FUERTES" DE LOS PROMOTORES TRADICIONALES.
Insur apuesta así por mantener a largo plazo esta política de negocio, dado que "ha dado resultado". "Gracias a ella, la compañía, de 71 años de historia, ha superado todas las crisis que han afectado al sector, y la última, una de las más fuertes, cumpliendo todos los compromisos con todos los acreedores y manteniendo su configuración", remarcó.
En cuanto al nuevo escenario que presenta el sector inmobiliario con nuevas promotoras participadas por inversores institucionales y las nuevas socimis, Pumar defendió los "puntos fuertes" que considera presentan las promotoras tradicionales.
Así, señaló que se trata de firmas que presentan un alineamiento entre la propiedad y la gestión, que cuentan con un "gran conocimiento del mercado", que tienen una integración vertical y que cuentan con "un equipo cohesionado y experimentado". "Tenemos puntos fuertes para salir airosos", garantizó.