Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El IEE prevé que el PIB crezca un 3,3% este año y se modere al 2,7% en 2018

Ve "difícil" que se alcance el acuerdo de negociación colectiva, pero augura subidas salariales "importantes" en 2020
El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha elevado en un punto porcentual su previsión de crecimiento de la economía española para el presente ejercicio 2017 hasta el 3,3%, seis décimas más que la previsión oficial del Gobierno, y estima una moderada desaceleración hasta el 2,7%, dos décimas más que el pronóstico del Ejecutivo.
Durante la rueda de prensa de presentación del informe semestral 'Coyuntura Económica', el presidente del IEE, José Luis Feito, ha destacado que las reformas estructurales han sido "decisivas", por lo que ha defendido que "no se pueden debilitar o contrarrestar" con otras medidas.
Feito ha subrayado que las reformas estructurales de los últimos años han mejorado las perspectivas de creación de empleo, por lo que cualquier revisión de las políticas adoptadas o cualquier incumplimiento con el objetivo de la consolidación presupuestaria podría aumentar la incertidumbre y empeorar las perspectivas del comportamiento económico de España en el futuro.
Con respecto a la tasa de paro, el IEE considera que España finalizará el ejercicio con un desempleo del 17% (un punto menos que en la anterior estimación), que se reducirá hasta el 15% en el año 2018, si bien en ambos ejercicios la tasa de paro estará a final de año "sensiblemente" por debajo de esos porcentajes, ha apuntado Feito.
En concreto, el IEE augura que este año se crearán 525.000 puestos de trabajo, con un avance del empleo del 3,1%, mientras que el próximo año se generarán otros 429.700, con un alza del empleo del 2,4%.
En cuanto al IPC, el IEE augura que la media anual este año se sitúe en el 2,2%, siete décimas más que su anterior previsión, y se modere al 1,9% en 2018.
En relación con el déficit público, la organización que preside José Luis Feito considera que España cumplirá de nuevo sus compromisos este ejercicio, al calcular que el déficit cerrará 2017 en el 3,1%, en línea con el objetivo, y en el 2,3% en 2018, una décima por encima de la meta comprometida.
No obstante, Feito ha indicado que hay dos factores que apuntan a un comportamiento mejor del previsto para las cuentas públicas de este año, como son la evolución de la economía española y de los ingresos fiscales, y que el consiguiente mayor incremento del PIB nominal va a producir que la ratio sea menor de lo inicialmente estimado.
LAS CAUSAS DE LA MEJORA ECONÓMICA
El presidente del IEE ha indicado que las causas que mejor explican la recuperación económica son las reformas implementadas, especialmente la del saneamiento bancario por su impacto "extraordinariamente positivo" sobre la financiación a familias y a empresas, y la reforma laboral, que ha posibilitado una "intensa" creación de empleo.
"La reforma laboral ha hecho conciliar la creación de empleo con el mantenimiento y la ganancia de competitividad", ha enfatizado Feito, quien ha destacado también el control de las cuentas públicas y la estabilización de la deuda como factores fundamentales de la mejora económica. Con estas res reformas ha asegurado que en los próximos meses se producirán revisiones al alza del rating de España.
A estos tres factores se suman el crecimiento del comercio internacional, superior al que se vaticinaba anteriormente, y que en China no se registra ninguna desaceleración "palpable", al tiempo que algunos países de Latinoamérica, India, Rusia o la propia UE crecen "por encima de lo previsto".
También influye que por ahora no se ha materializado el riesgo de una escalada de proteccionismo por parte de la Administración de Donald Trump, el mayor avance del previsto por parte de las exportaciones españolas, además de que el precio del petróleo no ha alcanzado los niveles que se contemplaban y que la subida de tipos de interés no se ha adelantado. A este respecto, ha augurado que la política monetaria se irá normalizando con subidas el año que viene, pero no "significativas".
EL RIESGO DE REVERTIR REFORMAS Y LA LEY HIPOTECARIA
De igual forma, ha señalado que la reforma de la Ley Hipotecaria habría que analizarla "rigurosamente" para conservar lo que ha funcionado e impedir cambios que puedan perjudicar la recuperación del sector y como consecuencia la creación de empleo.
A su juicio, "tocar ahora la Ley Hipotecaria es poner en riesgo el acceso a la vivienda de aquellos que han tenido una restricción de financiación" por la crisis, y "lo triste" es que se reforme "a destiempo" y "por atender a presiones populistas", cuando el 80% del parque de viviendas son propiedad de las familias.
De esta forma, ha abogado por seguir profundizando en la consolidación presupuestaria y mantener las reformas, ya que "no es complacencia", sino "una exigencia". "Me conformo con que el Gobierno no cometa errores", ha añadido.
Según Feito, en "algún momento" de los últimos meses se ha atravesado un umbral de desconfianza intensa hacia otro de "mayor confianza en el futuro", lo que ha hecho que las personas que han encontrado trabajo hayan empezado a consumir en una proporción mayor de su renta, y las que ya lo tenían antes se sientan "más seguras", lo que se traduce en una caída de la tasa de ahorro y un incremento de su propensión a consumir. Este cambio, unido a la mayor confianza empresarial, podría hacer que si no se modifican las reformas, haya un "círculo virtuoso" de la economía española que "será imparable".
SUBIDA SALARIAL EN 2020 Y NEGOCIACIÓN COLECTIVA
De hecho, Feito ha afirmado que si continúa el actual ritmo de destrucción de paro, se podría registrar una tasa de desempleo "civilizada" de en torno al 10% en 2020, cuando se darían los factores oportunos para que tuviese lugar una subida salarial "importante", si bien ha matizado que para ello es preciso que continúe la recuperación del sector de la construcción.
Preguntado por la negociación colectiva, Feito, que también es presidente de la Comisión de Presupuestos de la CEOE, ha indicado que desde "el primer momento" hay una propuesta de la patronal que se puso sobre la mesa y se llegó a mejorar "algo". Si bien no ha habido "ninguna contraoferta unificada de las partes sindicales".
Por ello, ve "difícil" que a "estas alturas" se vaya a alcanzar un acuerdo, aunque ha destacado que los datos que reflejan los últimos convenios que se van firmando se sitúan dentro de la banda salarial contemplada por la patronal y ofrecida en las negociaciones.
"Si a estas alturas no se ha firmado, lo veo difícil", ha insistido Feito, quien considera que es posible que los sindicatos estén "más atentos" a su "dinámica interna" actual en la que se encuentran inmersos, con cambios en las cúpulas de las centrales sindicales, que de la negociación colectiva.