Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Huertas (Mapfre) advierte de que el sistema de pensiones podría dar problemas si no se toman medidas

Cree que sería bueno que el ciudadano conociera su ahorro público y privado para poder calcular su pensión futura
El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha advertido este viernes de que si no se toman medidas en los próximos años, empezando ya a actuar en los próximos meses, el sistema de pensiones comenzará a mostrar como certidumbres las incertidumbres que le acechan.
"El sistema público de pensiones es viable y sostenible, no vemos ninguna incertidumbre acerca de su viabilidad. Pero la viabilidad no implica el mantenimiento del sistema actual", ha señalado durante su intervención en un encuentro informativo organizado por Europa Press.
Por ello, entiende que si no se empieza a tomar medidas en los próximos meses, el sistema público de pensiones podría presentar problemas. "Es insuficiente para atender en el futuro las necesidades crecientes e implacables del envejecimiento de la población española", ha alertado, tras calificar este asunto como "un grave problema social".
Así, ha precisado que dentro de 20 años habrá el doble de jubilados y el 65% de la población va a ser mayor de 65 años o menor de 16 años, por lo que muy pocas personas estarán dentro de la franja intermedia, que es la que realmente tiene que pagar el sistema público de pensiones.
En este sentido, ha destacado que las reuniones del pacto de Toledo son una "gran oportunidad" para buscar soluciones y completar la calidad del sistema público, al tiempo que abogado por legislar e implantar mecanismos 'cuasiobligatorios' que hagan que los ciudadanos entren en el sistema, algo que ayudaría a las rentas más bajas.
"Son sistemas asociados a la nómina que permitirán que de entrada todo el mundo pueda cotizar en un porcentaje pequeño en relación a su salario y la empresa pudiera contribuir y a partir de ahí desarrollarlo del todo", ha explicado.
MAYOR GENERACIÓN DE AHORRO
La opción que defiende Huertas implicaría la articulación de un sistema de previsión en las empresas que supondría la adscripción por defecto del trabajador, quien podría abandonar el esquema de ahorro colectivo en el momento que quisiera.
El sector considera que esta solución es óptima, debido a la gran capacidad de generación de ahorro que conlleva. Según los cálculos de Unespa, con una tasa de salida del 25%, el sistema podría generar una masa de ahorro más o menos equivalente a toda la masa salarial de los trabajadores, lo que supondría cuadruplicar el ahorro actualmente acumulado.
Otros dos beneficios de este sistema son la capacidad de generar un importante flujo de prestaciones y la posibilidad de aportar importantes tasas de sustitución sobre el salario para los trabajadores que ahorren durante toda su vida laboral.
AYUDAR AL CIUDADANO
Continuando con su argumentación, Huertas ha advertido de que el envejecimiento de la población, la estructura social o la manera en que la sociedad contribuye al sistema público de pensiones pueden llegar a ser "muy complicados" para el conjunto del sistema si no se toman medidas.
"La vida laboral es el único elemento que puede garantizar disponer de una jubilación decente desde el punto de vista de ingresos", ha afirmado el presidente de Mapfre, que se ha preguntado por qué a las aseguradoras se les acusa de tener conflictos de interés cuando tratan el tema de las pensiones, al ser ellas las que tienen el conocimiento, la experiencia y la información.
"Los ciudadanos necesitan que se les hable con claridad. Hay que tratar de ayudar para que puedan tener mecanismos de ahorro públicos, privados y mixtos", ha subrayado Huertas, quien ha indicado que si no se pone remedio se crearán ciudadanos de primera y de segunda, que son los que no podrán mantener la capacidad de compra cuando se jubilen.
"Desde todos los grupos de interés tenemos que trabajar para buscar soluciones", ha afirmado y ha insistido en que los sistemas 'cuasiobligatorios' no deben suponer un incremento de los costes laborales para las empresas, puesto que se está en un momento de creación de empleo.
El presidente de Mapfre opina que ofrecer la libertad al trabajador para entrar o no en un sistema no es una buena opción y ha puesto como ejemplo el caso de los autónomos. "Cerca del 40% o 50% de los autónomos paga el mínimo porque el sistema es voluntario, pero cuando se jubilan encuentran que han cometido un error tremendo porque no han cotizado lo suficiente", ha manifestado.
Con este contexto, Huertas ve necesario que los ciudadanos conozcan la pensión con la que pueden contar el día de mañana atendiendo a los ahorros públicos y privados de los que disponen, una información que apuesta por incluir en un único documento.
En la legislatura pasada, el Gobierno se comprometió a enviar a los cotizantes una carta en la que les informaba de las estimaciones de su futura pensión, una promesa que no se cumplió "lamentablemente", según ha apuntado el directivo.
"Los españoles manifiestan que quieren conocer qué es lo que les toca. Como lamentablemente el acuerdo (del Gobierno) no se ejecutó en la anterior legislatura, la información no se conoce", ha añadido, y ha explicado que para suplir esta carencia, las aseguradoras han desarrollado sistemas de cálculo para sus páginas web que ofrecen unas estimaciones de pensión basadas en los ahorros del consultante.