Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) De Guindos niega que se vaya a producir una "escabechina" en las plantillas de Bankia y BMN

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN) son dos entidades "complementarias", por lo que no se va a producir una "escabechina" en sus plantillas como consecuencia de la fusión.
"Es vital maximizar el retorno" del rescate bancario a partir de la venta de paquetes accionariales de Bankia tras la fusión, ha apuntado el titular de la cartera económica durante su turno de réplicas ante la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso.
El ministro ha puesto en valor que, aunque las ayudas públicas han sido de unos 60.000 millones de euros inyectados al sector bancario, se han recuperado a través de dividendos y la privatización de una parte de Bankia unos 7.000 millones de euros, a lo que se suman compensaciones a preferentistas y afectados por la salida a Bolsa de la entidad por valor de unos 9.000 millones de euros. Estos importes "no se hubieran dado nunca" si no hubiera habido rescate bancario, según De Guindos.
Para el ministro, aún es necesario esperar a la privatización del 67% con que contará el FROB en la futura Bankia y a la normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), cuyo impacto "le viene especialmente bien" a la entidad, "porque la recuperación de márgenes va a ser muy importante".
De Guindos considera que en el proceso de decisión de la fusión de Bankia y BMN el FROB ha sido "absolutamente neutro" y para el contribuyente español supone "lo comido por lo servido". Para el ministro, esta opción "generaba más valor para el accionista", que son "todos los españoles".
El ministro ha puesto en valor que desde que se anunció la fusión entre ambas entidades Bankia se ha revalorizado en torno a un 7% en Bolsa, casi el doble que el índice bursátil y que el resto de entidades comparables, lo que demuestra la "buena acogida del mercado" y supone un aumento de 600 millones de euros en la participación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en el banco.
La fusión está pendiente de su aprobación por parte de las juntas de accionistas de ambas entidades, que se celebrarán el próximo 14 de septiembre, tras lo cual se procederá a solicitar las autorizaciones pertinentes a las autoridades.
Por otra parte, el ministro ha señalado que Sareb, el conocido como 'banco malo', cumplirá con su presupuesto tanto en términos de ingresos como de márgenes, debido a la recuperación del mercado inmobiliario en España, que se está produciendo "poco a poco".
LA OPOSICIÓN PIDE EXPLICACIONES POR BANKIA Y POPULAR
Durante el turno de preguntas, el diputado socialista Pedro Saura ha manifestado la preocupación de su grupo parlamentario en relación con el grado de concentración del mercado bancario español tras la absorción de Popular por parte de Santander.
Respecto al futuro de Bankia, el diputado considera "verdaderamente relevante" que se maximice el retorno a los contribuyentes "del dinero que han puesto" en el marco del rescate bancario, así como el papel que debe jugar en el futuro la entidad, que deberá tener una "personalidad propia" respecto al resto de los bancos.
Por parte de Unidos Podemos ha intervenido Alberto Montero, que ha preguntado a De Guindos por qué se aceptó la fusión entre Bankia y BMN a un precio de canje de 825 millones de euros, "cuando unas semanas antes había habido una oferta en torno a 1.300 millones de euros". "Su credibilidad de cara a plantear que esto no va a costar un euro a los españoles está puesta en tela de juicio", ha añadido.
El diputado de Ciudadanos Francisco de la Torre ha manifestado su desacuerdo con que la resolución de Popular haya aportado confianza debido a las pérdidas de los accionistas como consecuencia de la misma y ha reprochado al ministro la "enorme opacidad" del proceso.
"Seguimos padeciendo los coletazos de la crisis inmobiliaria y las consecuencias financieras podrían dificultarnos la salida del procedimiento de déficit excesivo", ha añadido el representante de la formación liderada por Albert Rivera.
Por su parte, Idoia Sagastizabal, del PNV, ha manifestado también que la "pérdida pública" debe ser "la menor" a la hora de poner a la venta paquetes accionariales de Bankia tras la fusión con BMN y ha reclamado conocer cuáles han sido el coste bancario y las repercusiones de la fusión en cuanto a las plantillas y las oficinas de ambas entidades.
Por parte de Esquerra Republicana, Ester Capella ha manifestado que en España existe "pasividad" en relación con el tema del rescate bancario y ha cuestionado que la resolución de Popular no vaya a costar "un euro al erario público".
Por último, la diputada Teresa Palmer, del Grupo Popular, ha defendido que la decisión de la fusión entre Bankia y BMN se ha tomado "en un intento de maximizar la recuperación del importe desembolsado" y que ha tenido "el respaldo del mercado", como ha explicado previamente el ministro.