Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Guindos avanza que España podría salir del procedimiento de déficit excesivo este mismo año

El Gobierno remitirá en septiembre el proyecto de Ley Hipotecaria a las Cortes y abordará la reforma de los organismos reguladores
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha avanzado este jueves que España podría salir del procedimiento de déficit excesivo de Bruselas en el que lleva inmerso desde 2009 si se alcanza el objetivo de crecimiento del PIB del 3% y el déficit público cierra el año en esa misma cifra.
"Si este año el déficit público alcanzara el 3% del PIB, apenas una décima por debajo de nuestro objetivo, España podría salir este mismo año del procedimiento de déficit excesivo", ha afirmado De Guindos durante su comparecencia ante la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso para hablar de la evolución económica de España, la Estrategia de Crecimiento Empresarial y la fusión de Bankia y BMN.
De Guindos ha subrayado que las administraciones públicas han hecho un "importante esfuerzo" para reducir sus desajustes presupuestarios durante los últimos años, y que este proceso ha sido "condición sine qua non para encontrarnos donde estamos hoy", al estar "a punto de salir del brazo correctivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento con unas cuentas públicas mucho más saneadas y, por tanto, una mayor garantía de mantenimiento del Estado del Bienestar".
Con respecto a la deuda pública, ha indicado que se ha estabilizado por debajo del 100% y que la previsión es seguir reduciendo esta ratio para llegar al 92,5% al final de 2020. "Esto es básico para minimizar nuestra vulnerabilidad ante posibles subidas de los tipos de interés, que, sin duda, tarde o temprano se acabarán produciendo", ha enfatizado.
De esta forma, tal y como reconoce el Banco Central Europeo, España se ha convertido "en un claro ejemplo de cómo el desapalancamiento y el saneamiento de las cuentas públicas favorece el crecimiento económico a medio plazo", ha resaltado.
ACELERACIÓN DE UN CRECIMIENTO "INTENSO"
El ministro ha recordado que el Gobierno revisó al alza hace unas semanas su previsión de crecimiento para este año, hasta el 3%, una cifra "prudente y en línea con las actualizaciones que recientemente han llevado a cabo diferentes organismos".
De hecho, ha subrayado que el crecimiento está siendo "intenso" y que se está experimentando una "cierta aceleración" en el segundo trimestre, con una previsión del Banco de España de un alza del 0,9% entre abril y junio. Además, ha explicado que el repunte "transitorio" del IPC registrado a finales de 2016 y principios de este año se irá moderando, y la previsión es que cierre "por debajo del 1%".
Según De Guindos, la economía española seguirá creciendo de forma "equilibrada y sostenible", con aportaciones positivas tanto de la demanda interna como de la externa, tal y como ha sucedido en los últimos ejercicios, y se acumulará un superávit próximo al 2% de la balanza por cuenta corriente por quinto año consecutivo.
ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO EMPRESARIAL
El ministro ha detallado el Informe sobre Crecimiento Empresarial elaborado por el Ministerio de Economía, dado que el tamaño medio de las empresas en España es inferior al de los principales países de la Unión Europea, puesto que el número medio de trabajadores por empresa en España es de 4,7, lejos de los 11,7 de Alemania o de los 11 del Reino Unido.
En concreto, el 95% del tejido empresarial español está compuesto por microempresas (menos de 10 trabajadores); las empresas de entre 10 y 250 empleados apenas suponen el 5% del total, y las grandes corporaciones de más de 250 trabajadores son sólo el 0,1%.
Esto se acompaña de una fuerte concentración del empleo en las empresas de menores dimensiones, que aglutinan casi el 41% de los puestos de trabajo, ha detallado De Guindos, quien ha hecho hincapié en que el reducido tamaño de las empresas les plantea diversos problemas:
Entre otros, conlleva mayores dificultades para internacionalizarse, una mayor limitación para acceder a la financiación y una excesiva dependencia de los bancos, así como una menor capacidad de invertir, sobre todo en ámbitos tan importantes como la I+D+i, y problemas de gobernanza y sucesión. El menor tamaño de las empresas se corresponde también con una menor productividad y, por tanto, con salarios más bajos para los trabajadores.
Aegún el estudio, el PIB español podría crecer prácticamente un 3,5% si el tamaño de las empresas convergiera con la media de la Unión Europea, o hasta un 7,5% si se acercase al tamaño de las empresas británicas.
Economía ha identificado unas 130 normas de tipo fiscal, laboral y contable que están vinculadas con el tamaño de las pymes, por lo que plantea como alternativas eliminar umbrales cuando la regulación dependiente del tamaño no resulta necesaria o no es proporcionada o sustituir el umbral vinculado al tamaño por otro tipo de variables, como se hizo con el tipo reducido en el Impuesto de Sociedades, que pasó a aplicarse a empresas de nueva creación.
También propone aplicar los umbrales de forma progresiva, de forma que la regulación sólo se active cuando se rebasen los límites durante varios ejercicios consecutivos lo que se denomina (phase out) en la terminología comunitaria o modificar los topes al alza o a la baja, así como desacoplar los más frecuentes, para suavizar el efecto escalón que producen.
LAS PRÓXIMAS MEDIDAS: LEY CRÉDITO INMOBILIARIO Y ORGANISMOS REGULADORES
El titular de Economía ha desgranado también las próximas medidas que llevará a cabo el Ministerio de Economía, que en septiembre remitirá a las Cortes el proyecto de ley de Crédito Inmobiliario, que transpone la directiva sobre los contratos de crédito celebrados con los consumidores para bienes inmuebles de uso residencial.
Ha explicado que la intención es ir más allá de la simple transposición de la norma europea y reforzar la transparencia en el ámbito hipotecario con incrementos de la información que el consumidor tiene derecho a recibir tanto antes como después de la firma del contrato. Además, se va a incentivar y abaratar la conversión de las hipotecas a tipo variable en hipotecas a tipo fijo en la expectativa de que antes o después los tipos de interés acabarán subiendo.
De igual forma, tras el verano se abordará la reforma de los organismos reguladores, con la vista puesta en perfeccionar su función supervisora y reforzar su "eficacia, coordinación e independencia".
En paralelo, se modificará el sistema de nombramientos de las autoridades de regulación y supervisión para que sean más independientes y se garantice su idoneidad y profesionalidad.
Otra prioridad será avanzar en la transposición de la directiva sobre mercados de instrumentos financieros (la llamada MIFID II), que persigue conseguir un sistema financiero "más seguro, responsable y transparente, con la protección del inversor como objetivo primordial".
En el ámbito de las cooperativas de crédito, queda pendiente aprobar el proyecto de ley que completará al real Decreto-ley que el Congreso convalidó hace sólo unas semanas, de forma que se mejorará la gobernanza de las cooperativas y se clarificará la naturaleza de instrumentos de capital de las aportaciones sociales.
También se ha referido a la aportación que Economía hará para fortalecer el proyecto de integración europea y ha vuelto a insistir en que es necesario seguir profundizando en la Unión Bancaria, dotando al Mecanismo Único de Resolución de un instrumento de liquidez.
Además, ha recordado que aún está pendiente la puesta en marcha del tercer pilar de la unión, consistente en un Esquema de Garantía de Depósitos europeo, y ha añadido que se deben dar pasos decididos hacia una mayor integración que desemboque en una unión económica, fiscal y política "más profunda".