Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Fomento admite "dificultades" en tramos del AVE a Galicia y deja en el aire el plazo de conclusión

Inicialmente fijado para 2018
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha garantizado que la llegada del AVE a Galicia constituye "una prioridad" para el Gobierno, aunque ha evitado ratificar 2018 como fecha para su puesta en servicio, dado que "el parón de un año sin un Gobierno central con plenas funciones ha generado daños cuyo impacto hay que medir".
De la Serna ha evitado ratificar así el compromiso de poner en servicio la conexión AVE a Galicia en 2018, por "prudencia", hasta que su Departamento concrete dicho "impacto".
En concreto, ha admitido "dificultades" en las obras de construcción de cinco tramos, que suman unos 18 kilómetros de línea, que confía en "desatascar" lo antes posible.
Estas complicaciones se concretran en el trazado entre Pedralba y Taboadela, y fundamentalmente están relacionadas con el túnel del Padornelo y algunos viaductos.
"No vamos a cejar en el empeño, pero no estoy en condiciones de hablar de un plazo concreto", ha subrayado De La Serna sobre la puesta en servicio del AVE tras reunirse con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien, por su parte, le ha agradecido su "realismo" en cuando a la marcha de la conexión.
No obstante, el ministro aseguró que su Departamento se ha puesto "manos a la obra" para "desbloquear" y "desatascar" trámites administrativos que permitan la "agilización al máximo" de estas obras. "En unos días a pleno rendimiento se han podido liberar algunos tramos, mientras que se continúa trabajando en otros dos", detalló.
BLOQUEO POR FALTA DE GOBIERNO,
De la Serna señaló además que estas dificultades se han visto agravadas por la imposibilidad de llevar adelante cuestiones administrativas en un año "de Gobierno en funciones", que para una infraestructura de estas características es "mucho tiempo".
En este sentido, el presidente de la Xunta ha coincidido en que el "año perdido desde el punto de vista institucional" con el Gobierno en funciones ha motivado un "bloqueo" que no es "inocuo" y que exige "una valoración de daños".
Núñez Feijóo ha confiado en que en "las próximas semanas", cuando se "evalúe cómo desatascar" esta situación, se puedan "concretar" los plazos, y ha destacado que los accesos ferroviarios a Galicia siguen siendo "una prioridad" para el Gobierno central.
"Yo no voy a faltarle al respeto a los gallegos dando fechas que no son las correctas", ha zanjado el presidente gallego, mientras que el ministro ha apelado a ser "prudentes". "Cuando esté evaluado ese impacto, que lo hay, estaremos en disposición de dar plazos más realistas", insistió.