Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) FCC logra una ampliación de un contrato ferroviario en Rumanía por 1.634 millones

FCC ha logrado una ampliación del contrato de obras de rehabilitación de una línea ferroviaria de Rumanía, que supondrá un importe adicional de 1.634 millones de euros, según informó la compañía, que suma así una cartera de obras de 2.106 millones en este proyecto.
La extensión del contrato supone además reforzar el negocio que el grupo controlado por Carlos Slim tiene en este país de Europa del Este, en el que está presente desde hace doce años.
FCC se ha adjudicado ahora el contrato de obras de rehabilitación de tres nuevos tramos del corredor ferroviario paneuropeo que cruza Rumanía, que están a continuación de los dos en los que ya trabaja la compañía, en la región de Transilvania.
Las obras permitirán incrementar la velocidad de los trenes hasta los 160 kilómetros por hora y elevar la seguridad de la infraestructura, con el fin último de fomentar el transporte de mercancías y el turismo, y en último término potenciar el desarrollo económico del país.
El corredor ferroviario que rehabilitará FCC es la línea que cruza Rumanía desde la frontera con Hungría hasta el Mar Negro. El promotor de la obra es la compañía de Ferrocarriles de Rumanía.
El consejero delegado de la compañía, Carlos Jarque, ratificó en un comunicado su apuesta por el mercado rumano, donde asegura que la empresa tiene un "importante historial de obras realizadas y una cartera de proyectos en desarrollo".
FCC logra este contrato en línea con la nueva estrategia trazada para su negocio de construcción, que se centra en contratos internacionales. En el caso de los proyectos que surjan en el continente americano, pujará junto a las empresas de Slim.
En este sentido, el grupo amplía este contrato ferroviario unos meses después de lograr, en consorcio con el grupo de Slim y Acciona, el 'megaproyecto' de construcción del nuevo aeropuerto de México.
La compañía también participada por Esther Koplowitz avanza en su cartera de obras después de que hace algo más de un mes alcanzara un acuerdo con sus bancos para refinanciar el grueso de su deuda, unos 3.300 millones de euros del pasivo total de unos 3.600 millones que actualmente soporta.
En el marco de esta reestructuración, que está pendiente del cierre formal, el grupo lanzará una emisión de bonos de unos 1.300 millones de euros a través de su filial de agua Aqualia.