Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Eulen convalida los acuerdos de la junta de 2011 tras subsanar un defecto formal

Los hijos 'díscolos' impugnarán la junta de forma inmediata
La junta general, ordinaria y extraordinaria de Eulen, que se ha celebrado este martes en Madrid, ha aprobado la plena convalidación de todos los acuerdos adoptados por la junta general que se celebró el 20 de junio de 2011 y que fue anulada por el Tribunal Supremo al no incluirse el complemento a la misma solicitado por los cinco hijos 'díscolos' de David Álvarez, según ha informado la compañía en un comunicado.
En concreto, la junta, que ha estado presidida por la administradora única de la compañía, María José Álvarez Mezquíriz, ha
subsanado el defecto formal, por lo que han quedado "plenamente" restaurados todos los acuerdos que se adoptaron en esa reunión,
"todo ello de acuerdo con doctrina reiterada de la Dirección General de los Registros y del Tribunal Supremo".
Desde Eulen han subrayado que "carecen, por tanto, de todo valor y fundamento jurídico, las interesadas especulaciones que, en torno al reparto de la herencia del fundador de Eulen, David Álvarez, los accionistas minoritarios han divulgado a través de los medios de comunicación".
Por su parte, los hijos 'díscolos' impugnarán de forma inmediata ante los tribunales los acuerdos que se han adoptado en la junta, ya que consideran que ésta tiene "efectos nulos", según han informado fuentes de El Enebro a Europa Press.
Las mismas fuentes han confirmado que se han aprobado todos los puntos del orden del día con la oposición expresa de El Enebro y han reiterado que serán los tribunales los que decidan en última instancia si los acuerdos adoptados esta mañana son tienen validez, ya que consideran "irregular" que Daval, la sociedad instrumental de Eulen, haya sido considerada accionista de la compañía en esta reunión, cuando se constituyó a partir de la junta anulada por el Supremo.
El pasado 24 de noviembre, el Alto Tribunal emitió una sentencia en la que anulaba la junta de 2011, como solicitaba El Enebro, compañía controlada por los hijos 'críticos' de David Álvarez y propietaria de las bodegas Vega Sicilia.
La petición de nulidad se fundamentaba en que el orden del día de la junta no incluía un complemento propuesto por El Enebro, que entonces contaba con el 5% del capital social.