Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Colonial lanza una ampliación acelerada para captar hasta 260 millones

Con el fin de aprovechar oportunidades de compra
Colonial ha lanzado una ampliación de capital acelerada por un importe máximo de hasta 260 millones de euros y destinada exclusivamente a inversores cualificados, informó la inmobiliaria patrimonialista.
Con esta operación, la firma busca reforzar sus recursos propios con el fin de poder "aprovechar las oportunidades de inversión" que actualmente presenta el mercado y abordar inversiones de mejora en su actual cartera de edificios.
En virtud de la operación, Colonial emitirá un máximo de 35,64 millones de nuevos títulos, equivalentes al 9,99% de su capital social actual, según detalló a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía que preside Juan José Brugera concluyó la sesión de Bolsa de este jueves a 7,314 euros por acción.
La ampliación no reserva derecho de suscripción preferente de acciones para los actuales accionistas, que podrían ver así diluida su participación.
Los principales socios de Colonial son el grupo mexicano Finaccess con un 12% y el fondo soberano de Qatar con un 11,7%. Además, la familia Puig acaba de entrar en su capital con un 4,7%.
ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO.
Colonial lanza la ampliación mientras aborda una estrategia de crecimiento en la que ya ha invertido un total de 1.760 millones de euros desde que en 2015 concluyó su reestructuración y que abarca desde compras de activos hasta el aumento de participación en su filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL), pasando por la entrada en el capital de la socimi Axiare.
La última de las operaciones de compra es la anunciada el pasado mes de febrero, por 400 millones, que incluye activos en París, Madrid y Barcelona, en este caso en alianza con la familia Puig, su nuevo accionista.
Durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales este miércoles, el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, avanzó que la firma "mirará" los edificios de oficinas que Hispania prevé poner a la venta, una cartera de 25 inmuebles repartidos entre Madrid y Barcelona que a cierre del pasado año estaba valorada en 520 millones de euros.
El primer ejecutivo de la firma patrimonialista indicó que analizarán estos activos "al igual que estudia otras potenciales adquisiciones que salen al mercado", lo que no quiere decir "que tengan o no interés" en los inmuebles, sobre los que aún no cuentan con una opinión formada.