Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) CC.OO. y UGT mantienen su propuesta salarial para 2017, aunque hacen alguna concesión a CEOE

Los secretarios confederales de Acción sindical de CC.OO, Ramón Górriz, y de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, han enviado a los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, una nueva propuesta para intentar cerrar el acuerdo de negociación colectiva para 2017.
Los sindicatos mantienen que los salarios deben subir este año entre un 1,8% y un 3%, con una cláusula de revisión salarial que se activaría en enero de 2018 si el IPC de 2017 supera la subida salarial pactada en el convenio, todo con el fin de compensar la diferencia.
Eso sí, CC.OO. y UGT conceden que los incrementos salariales pactados en convenio "tengan en cuenta la evolución de las empresas y particularmente la productividad, para no agotarla".
"La recuperación del poder de compra de los salarios y la cláusula de garantía son un elemento importante para impulsar la demanda interna, y con ella, consolidar el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad, estable y con derechos", subrayan los sindicatos.
En materia de absentismo, UGT y CC.OO. también hacen alguna concesión a las organizaciones empresariales al plantear que las mutuas, de acuerdo con el Sistema Nacional de Salud, puedan adquirir un mayor protagonismo en el tratamiento de las bajas traumatológicas de origen no laboral.
Así, proponen que los servicios, instalaciones, recursos humanos y medios tecnológicos de las mutuas puedan ser puestos a disposición de los sistemas de salud para anticipar los procesos de recuperación y rehabilitación.
Los sindicatos han trasladado también a las patronales la necesidad de mantener la 'ultraactividad' de los convenios de manera que mantengan su vigencia hasta su sustitución por otro nuevo.
En defecto de tal previsión, proponen que, al constituirse la comisión negociadora tras la denuncia del convenio, ésta fije un plazo máximo de negociación efectiva. Agotado el mismo sin acuerdo, las partes deberán recurrir a los sistemas de solución autónoma de conflictos para resolver el bloqueo de la negociación mediante la mediación o el arbitraje voluntario u obligatorio si así se hubiera pactado en el convenio.
Durante el tiempo de negociación, mediación y, en su caso, arbitraje, se mantendrá la 'ultraactividad' del convenio colectivo, según la propuesta sindical.
FORMACIÓN
En el documento que han enviado a la patronal, los sindicatos ven con buenos ojos que ambas partes impulsen su participación efectiva en los instrumentos de gobierno de la Formación para el Empleo (FPE). Plantean concretamente que las comisiones paritarias cambien su denominación por la de estructuras sectoriales, paritarias y bipartitas, reduciendo su número actual y acordando su naturaleza jurídica y las funciones de las mismas.
Asimismo, indican que la formación en las empresas podrá ser cofinanciada por éstas y desarrollarse mediante acuerdos de empresa, suscritos con la representación de los trabajadores. Ésta deberá ser complementada con la cualificación y recualificación en el territorio, compuesta por acciones formativas, orientación y prácticas (formación dual), procediendo los recursos para esta formación dual de las políticas activas de empleo y del propio sistema educativo.
Los sindicatos trasladan también en su propuesta que los fondos de formación deben ser "estables, suficientes, equitativos y transparentes"; que la cuota de formación debe tener "carácter finalista", tal como reconocen las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal de Cuentas; y que deben reanualizarse todos los fondos no ejecutados o recuperados.
También proponen que en el Sistema de Formación para el Empleo (FPE) se puedan utilizar los recursos públicos (Universidades, Centros de Formación Profesional y de Adultos), actualmente excluidos del sistema, y los centros privados inscritos y acreditados que reúnan las condiciones de calidad requeridas.
Por otra parte, los sindicatos se muestran a favor de la propuesta patronal de crear un Consejo de Relaciones Laborales y de Negociación Colectiva. CC.OO. y UGT creen que debería ser bipartito o tripartito), con la naturaleza jurídica, financiación (pública o privada) y funciones (solución de conflictos, mediación, arbitraje, formación de negociadores, observatorio ) que se establezcan en su momento.
El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, afirmó ayer que las organizaciones sindicales harían una última propuesta a la CEOE esta misma semana para intentar cerrar el pacto de convenios. "No se va a poder hacer nada más que consensuar la última propuesta", añadió Toxo, que insistió en que una vez ésta le llegue a la patronal "no hará falta ni que les convoquen", sino que "bastará con una llamada o con contestar a un correo para saber si habrá acuerdo o no".