Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amper retira su propuesta de bonus extraordinario para directivos de la próxima junta de accionistas

Amper ha retirado del orden del día de su próxima junta general de accionistas el punto relativo al pago de un bonus extraordinario a los directivos de la compañía al considerar que la propuesta presentada, que había sido criticaba por los inversores, no reflejaba la intención del consejo de administración.
En un comunicado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV), Amper informa de que se ha detectado un error en la propuesta de acuerdo sobre el punto tercero del orden del día de la junta que se celebrará el 20 de junio en segunda convocatoria, titulado 'Remuneración de los administradores: Modificación de la Política de remuneración de los administradores'.
En concreto, la compañía tecnológica remarca que la propuesta de acuerdo "no refleja la intención" del consejo de administración, que era la de distribuir entre los ejecutivos de la compañía en razón de su "permanencia y dedicación" un bonus extraordinario de hasta 11,2 millones de acciones de la sociedad.
En este contexto, anuncia que, dado que la corrección de dicho error "excede los límites de una fe de erratas", el consejo de administración de la sociedad decidió en su sesión del lunes retirar dicho punto tercero del orden del día de la junta, dejándolo "sin contenido a todos los efectos".
Asimismo, señala que el consejo de administración ha acordado igualmente someter nuevamente a la aprobación de la próxima junta general de accionistas el referido acuerdo, "ajustado debidamente" para
reflejar su intención.
Según adelantaba 'Cinco Días', el plan de retribución a los directivos de la compañía había sido muy criticado por varios accionistas de Amper, incluidos inversores con amplia presencia en su capital, lo que podría haber impedido su aprobación en la junta.
En concreto, el plan proponía un bonus extraordinario en acciones al presidente del consejo de administración y a determinados directivos del grupo equivalente a 1,2 millones de euros, de los cuales, como máximo 800.000 euros corresponderían a las acciones a entregar al presidente del Consejo de Administración y 400.000 euros a los títulos a entregar a otros directivos.
Asimismo, también proponía un bonus especial en acciones vinculado al Plan de Negocio 2015-2017 para el presidente y determinados directivos seleccionados. En concreto, el presidente podría recibir un número máximo de 20 millones de acciones, mientras que los otros directivos se repartirían otros 20 millones de títulos.