Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Más de dos millones de jóvenes se han beneficiado de las medidas laborales para impulsar el empleo joven

El paro juvenil baja del 40% por primera vez desde 2009
Un total de 2,18 millones de jóvenes se han beneficiado de las oportunidades de empleo generadas gracias a la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven (EEEJ), que integra la Garantía Juvenil, desde su creación por el Gobierno en el año 2013.
En concreto, se han beneficiado de la EEEJ en torno a 1,42 millones de jóvenes, mientras que el número de inscritos en la Garantía Juvenil supera los 750.000.
Por regiones, Andalucía, con 540.000 beneficiarios es la comunidad donde más jóvenes se han aprovechado de este programa, seguida de Madrid (313.000), Cataluña (262.000) y la Comunidad Valenciana (211.000).
La Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven contempla actuaciones para mejorar la empleabilidad de los jóvenes, facilitar la inserción en el ámbito laboral, promover el emprendimiento y mejorar su situación dentro del mercado de trabajo.
Por su parte, la Garantía Juvenil, enmarcada en esta estrategia, contempla un catálogo de medidas encaminadas a la mejora de la intermediación y la empleabilidad, los estímulos a la contratación y el fomento del emprendimiento.
EL PARO JUVENIL ROZA AÚN EL 40%
El empleo entre los jóvenes menores de 25 años crece a un ritmo del 9,56%, más del doble que la media nacional, según los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social.
No obstante, los datos de la EPA del segundo trimestre indican que la tasa de paro entre los menores de 25 años se ha reducido al 39,53%, bajando del 40% por primera vez desde finales de 2009.
Pese a esta evolución, el Gobierno recuerda que "aún queda mucho por hacer" y por eso, asegura que se "sigue trabajando en las mesas de diálogo con los interlocutores sociales y también con las comunidades autónomas y los grupos parlamentarios".