Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Laboral Kutxa apoyó en 2016 la constitución de 386 empresas que crearon 717 puestos de trabajo

Artolazabal anima a apoyar la creación nuevas empresas y empleos de calidad para situar a Euskadi "en los primeros puestos"
La Fundación Gaztenpresa de Laboral Kutxa apoyó durante el pasado año la constitución de 386 empresas, lo que permitió la creación de 717 puestos de trabajo. La inversión media por proyecto se situó en 52.100 euros y la financiación media en 33.200, de manera que la entidad prestó a estos emprendedores 9,7 millones de euros.
El balance de actividad de Gaztenpresa ha sido presentado este miércoles en Bilbao por el presidente de la Fundación, Xabier Egibar, y la directora de Gaztenpresa, Inma Ramos, acompañados por la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal.
El proyecto tiene como objetivo el apoyo integral a las personas emprendedoras, tanto para su puesta en marcha como durante sus primeros años de vida, según ha explicado Xabier Egibar, que ha destacado, además, que la Fundación pretende que "no quede ningún proyecto viable sin financiación", incluso aunque carezca de "las garantías que se exigen para la concesión en la práctica bancaria habitual". Para ello, además del fondo de garantía que tiene constituido para estas operaciones, cuenta con un convenio con el Fondo Europeo de Inversiones (EIF).
En palabras de su presidente, sus cifras "son el aval de éxito" de Gaztenpresa, que desde su puesta en marcha en 1994 ha apoyado la puesta en marcha de 4.500 negocios con más de 8.000 puestos creados y se han prestado 130,1 millones de euros.
A lo largo del pasado año, 386 emprendedores desarrollaron sus nuevos negocios con el apoyo de la Fundación, lo que permitió la creación de 717 empleos. Vizcaya concentró el mayor número de proyectos, un total de 169 con 299 nuevos empleos, mientras que Guipúzcoa sumó 85 nuevos negocios y 173 empleos, Álava 75 empresas con 130 empleos y Navarra 57 negocios y 115 puestos de trabajo.
Según ha explicado su directora, Gaztenpresa atendió cerca de 2.000 propuestas de ideas de negocio que plantean emprendedores "por diferentes razones", entre ellos desempleados que buscan un puesto de trabajo, otros que "persiguen un sueño" y también personas que "desean tomar sus propias decisiones". De ellas, un 38% reunían las condiciones para incorporarse a la fase de elaboración de un plan de negocio viable.
En la fase de financiación, se prestaron 9,7 millones de euros para una inversión media por proyecto de 52.100 euros y una financiación media de 33.200 euros. Un 76% de los proyectos de 2016 solicitó financiación.
En cuanto al perfil del emprendedor, la edad media es de 39 años, con proporción igualitaria entre hombres y mujeres, y un 72% cuenta con estudios no universitarios, si bien el peso de los universitarios va ganando peso en los últimos años. El sector de Servicios concentra el 71% de los proyectos apoyados, mientras que el 23% corresponde a Comercio y el 6% lo forman otros sectores.
Por otro lado, los responsables de Gaztenpresa han destacado que, una vez que la empresa inicia su actividad, se presta apoyo que facilite la continuidad del proyecto. A lo largo del año pasado, se impartieron 100 talleres y seminarios especializados, a los que acudieron 1.196 personas, y el servicio 'Consulting Pro' atendió 1.400 consultas sobre dudas fiscales, legales o de gestión de ayudas.
Asimismo, la iniciativa cuenta con un programa de 'Mentoring', en el que el año pasado tomaron parte 147 empresas y se formalizaron 59 relaciones regladas. En este ámbito, la organización Youth Business International en España otorgó su premio anual al emprendedor David Mayoral, fundador de Erle Robotics, y su mentor Pablo Bringas.
La tasa media de supervivencia a los tres años para las empresas apoyadas por Gaztenpresa se sitúa en el 77%, según los datos aportados por su directora.
EMPLEO DE CALIDAD
Durante la presentación, la consejera Beatriz Artolazabal ha destacado el "buen balance" de Gaztenpresa en el apoyo de nuevos negocios y creación de empleos, "sobre todo, en estos momentos en que todavía la situación está complicada". Asimismo, ha animado a seguir "acompañando" a los emprendedores "en sus primeros pasos" porque precisan de un apoyo "muchas veces diseñado a la medida para evitar que un leve vaivén económico ponga en riesgo" la iniciativa.
La consejera ha recordado que el Gobierno Vasco tiene en el Programa Marco para la Reactivación Económica y el Empleo 2020 "una de sus principales herramientas de trabajo para conseguir que Euskadi supere satisfactoriamente estos críticos años".
"El objetivo es conseguir un nuevo escenario laboral en perfectas condiciones para ese futuro inmediato: un país moderno y una sociedad previsora de lo que van a ser las necesidades de los nuevos empleos, preparándonos todos juntos -centros de estudios, politécnicos, universidades y empresas- para las nuevas demandas y situaciones que presente el empleo", ha manifestado.
En este contexto, ha subrayado que es "muy importante" que "nadie se quede atrás", por lo que se han impulsado medidas como políticas de estímulo al empleo juvenil, el programa Lehen Aukera, la colaboración con los centros de formación para facilitar prácticas, el estímulo de planes locales de empleo o la Formación Dual.
Su departamento, ha asegurado, "está con quien emprende, buscando ideas y estudiando tendencias". "El emprendimiento requiere nuevas ideas. Se trata de crear nuevas empresas y empleos con la mayor calidad. Se trata de que Euskadi se sitúe en los primeros puestos de la actividad económica y sostenible para los próximos años", ha apuntado.
Artolazal ha apostado por "mensajes positivos y optimistas", aunque la "crisis no ha remitido del todo" y hay que ser "prudentes", y ha destacado que parte de la salida de la crisis y la mejora de la situación económica tiene que proceder de la formación y la creación de nuevas empresas.
Uno de los "retos como país", ha subrayado, es afrontar la "precarización" que ha sufrido el empleo "en ocasiones" durante la crisis y "ya no sólo vale con crear más empleo, que también los tenemos que hacer, sino que ese empleo sea de calidad".