Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) pide actualizar las pensiones de 2017 con el IPC y una cláusula de revisión a finales de año

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, junto con la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, han demandado, durante el transcurso de un curso sobre la situación y perspectivas del sistema público de pensiones, un incremento de las pensiones para 2017 equivalente a la previsión de inflación más una cláusula de revisión a finales de año.
Según ha afirmado UGT en un comunicado, para hacer sostenible el sistema de pensiones es necesario garantizar el aumento del poder adquisitivo de las pensiones, realizar medidas urgentes para superar el actual déficit de la Seguridad Social y revisar el Pacto de Toledo.
Para Álvarez, lo único que garantiza la reforma del PP es la pérdida continuada de poder adquisitivo y la caída sostenida de todas las pensiones. Así, Álvarez considera que esta reforma llevará a una "caída brutal" del nivel de vida de los pensionistas, al alejamiento de las pensiones del resto de las rentas y a un sistema de pensiones mínimas.
En este contexto, el líder del sindicato ha exigido medidas "urgentes" para superar el actual déficit entre ingresos y gastos de la Seguridad Social. Por otro lado, pide que haya una revisión inmediata de las fuentes de financiación del sistema para restablecer el equilibrio entre ingresos y gastos y que el sistema de pensiones se financie con cotizaciones y a través de impuestos.
Por su parte, Barrera ha señalado que también es conveniente la revisión del Pacto de Toledo, "con el fin de que el nuevo pacto vaya de verdad dirigido a sostener y no debilitar el sistema público de pensiones".
Asimismo, ha recordado que a lo largo de las próximas décadas el número de pensionistas va a aumentar de forma "muy considerable". Además, considera que es imprescindible que se tomen medidas "de manera urgente" para sostener el sistema y asegurar el nivel de vida de los pensionistas presentes y futuros.