Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) dice que si él fuera González "no opinaría" y desea que el PSOE vuelva a ser un partido unido

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha señalado en declaraciones a los medios que, de estar él en el lugar del expresidente del Gobierno socialista Felipe González, "no opinaría", aunque aclara que "él es libre de hablar de lo que quiera", y desea al PSOE que solucione sus problemas internos para que vuelva a ser un partido "unido y fuerte".
Aunque Álvarez ha indicado que su militancia política "está en el congelador" y que UGT es un sindicato independiente y que no mantiene ninguna posición en cuanto al conflicto interno del PSOE, sí ha advertido de que "cada uno es preso de sus palabras", en relación a la intervención de este miércoles de Felipe González.
"Cuando yo deje la secretaría general de la UGT y no participe y trabaje diariamente en la vida sindical, intentaré no opinar sobre las responsabilidades que tienen otros", ha declarado.
Álvarez ha añadido que, por encima de las discrepancias personales y políticas, cree que "debería prevalecer el bien común, que no es otro que los elementos fundacionales del PSOE".
En cuanto a la posibilidad de volver a las urnas, el secretario general de UGT opina que "nadie ve conveniente que haya unas terceras elecciones", pero ha puesto de manifiesto la necesidad de un Gobierno que de soporte a las 20 propuestas que plantearon junto con Comisiones Obreras, las cuales Mariano Rajoy "omitió" en su discurso de investidura.
"Gobierno sí, pero para hacer otras políticas, porque elegir un Gobierno con las actuales sería defraudar a los siete de cada diez ciudadanos que votaron para que hubiese un cambio de políticas", ha explicado.