Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez (UGT) espera que el Gobierno muestre mañana su voluntad de negociar tras escuchar a la calle

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado este lunes que espera que el Gobierno muestre mañana, en la reunión que los agentes sociales mantendrán con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, su voluntad de negociar, pues hasta ahora "no ha habido ningún tipo de negociación".
"No tenemos ni metodología, ni grupos de trabajo ni temas y es un camino (el de la negociación) que debería dar frutos y acuerdos de inmediato", ha señalado Álvarez en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press.
A la reunión de mañana con la ministra Báñez, que será a las 9.00 horas en el Ministerio de Empleo, están convocados los secretarios generales de UGT y CC.OO., Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, y los presidentes de CEOE y de Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi.
Este encuentro se producirá después de las movilizaciones que han desarrollado los sindicatos en los últimas días, con la manifestación de ayer domingo en Madrid como colofón, para protestar por los límites impuestos por el Gobierno al diálogo social y exigir que esta legislatura sirva para recuperar derechos y no destruirlos.
"La movilización de ayer ha sido muy importante y no sólo la de ayer, también las otras 60 que hicimos entre el jueves y el viernes. Somos conscientes de que los sindicatos necesitamos ganar credibilidad social y de que aquellas personas que nos han visto de lado nos vuelvan a mirar de frente. Juntos podemos, separados no", ha indicado Álvarez.
Por eso, el líder de UGT ha subrayado que ésta será una legislatura en la que los sindicatos combinarán la movilización con la negociación, y no sólo para presionar al Gobierno, también para que los Grupos Parlamentarios, con el nuevo juego de fuerzas en el Parlamento, hagan suyas las reivindicaciones de los trabajadores. "Seguiremos recurriendo a la calle para que los ciudadanos nos den soporte", ha señalado.