Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Altamira acuerda la creacion de una joint venture con CCB, el segundo mayor banco de Chipre

La nueva compañía gestionará una plataforma con una cartera de activos financieros e inmobiliarios de 7.600 millones de euros
Altamira Asset Management, la plataforma inmobiliaria participada en un 85% por Apollo y en un 15% por Banco Santander, ha alcanzado un acuerdo con Cooperative Central Bank (CCB), el segundo banco de Chipre por activos, para la creación de una sociedad conjunta que pasará a gestionar 7.600 millones de euros en activos financieros e inmobiliarios.
Altamira tendrá el 51% de la nueva sociedad y CCB el 49% restante. El acuerdo con CCB representa la creación de una plataforma conjunta a través de una 'joint venture' cuyo objetivo es liderar el negocio de los servicers en Chipre.
De entrada, esta nueva sociedad gestionará 7.200 millones de euros en activos financieros (NPE's) y 400 millones de euros en activos inmobiliarios, lo que representa algo más de la mitad del activo de CCB.
El acuerdo implica que esta cartera de activos seguirá en el balance de CCB y la nueva sociedad se responsabilizará únicamente de su gestión, a través de un acuerdo suscrito por diez años, mediante la implantación de toda la experiencia adquirida en los últimos cuatro años en España. Se espera que la plataforma pueda estar operativa en enero 2018.
Con esta operación, además de trasladar al mercado chipriota un modelo de negocio contrastado, Altamira prosigue su expansión internacional, tras la reciente entrada en Portugal con la compra de Oitante, anunciada a principios de abril.
Julián Navarro, CEO de Altamira, ha expresado su satisfacción por este acuerdo y por la continuación de la expansión de la compañía en el Sur de Europa. "Estamos preparados para hacer frente a un gran reto en el mercado de Chipre y confiamos en el trabajo conjunto con CCB para lograr los objetivos que nos hemos marcado", ha destacado.
Altamira, uno de los líderes del negocio de los servicer en España, donde gestiona más de 50.000 millones de euros, ha iniciado una estrategia de crecimiento internacional que arrancó en Portugal y prosigue en Chipre. La compañía tiene más de diez grandes clientes y cuenta con una plataforma tecnológica propia.