Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania niega que el G20 discutiera comprar deuda de España con el fondo de rescate

"Las compras de deuda en los mercados secundarios son uno de los muchos instrumentos disponibles"

Hollande: "Merkel y yo sabemos que Europa debe tener su propia respuesta"

Los representantes de los países del G-20 reunidos en la localidad mexicana de Los Cabos no han discutido la posibilidad de destinar los recursos de los fondos de rescate de la eurozona a la compra de deuda soberana de los países en apuros de la región, como España o Italia, según indicó un funcionario alemán.
Distintas informaciones aparecidas en medios de comunicación británicos informaban este martes de que la canciller germana, Angela Merkel, estaría dispuesta a que los mecanismos de rescate compraran deuda de países como Italia y España y que en la cumbre del G-20 se había discutido un plan al respecto.
"Las compras de deuda en los mercados secundarios son uno de los muchos instrumentos disponibles", reconoció un funcionario del Gobierno alemán, quien, sin embargo, precisó que "no hubo ninguna discusión sobre alguna iniciativa en concreto en Los Cabos".
Hollande pide una solución europea a la crisis de la deuda
Por su parte, el presidente francés, Francois Hollande, ha asegurado que tanto él como la canciller alemana, Angela Merkel, son conscientes de que la eurozona necesita encontrar sus propias soluciones para resolver la crisis de deuda, más que buscar ayuda en el exterior, en alusión al FMI.
"Podemos tener diferentes puntos de vista... pero Merkel y yo sabemos que Europa debe tener su propia respuesta", afirmó Hollande en declaraciones a los periodistas en el marcado de la cumbre del G-20 en México, en las que incidió en que la ayuda "no debe venir de fuera".
"El FMI (Fondo Monetario Internacional) no está ahí para respaldar a la eurozona, aunque lo haya hecho para algunos países, como hemos visto en el caso de Grecia", señaló.