Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Ríos, nuevo director general adjunto de Supervisión del Banco de España

La autoridad bancaria reorganiza la direcciones generales de Estabilidad Financiera y Resolución, Supervisión y Economía y Estadística
El consejo de gobierno del Banco de España ha ratificado este martes el nombramiento, acordado por la Comisión Ejecutiva, de Alberto Ríos como director general adjunto de Supervisión, según informó la autoridad bancaria en un comunicado.
Alberto Ríos (Madrid, 1972) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef), especialidad de Auditoría y Financiación. En 1998 se incorporó al Banco de España como inspector de entidades de crédito y ahorro en la Dirección General de Supervisión, donde ha desarrollado su carrera profesional.
Entre 2008 y 2014 ejerció funciones de jefe de equipo en el Departamento de Inspección I, encargado del seguimiento de riesgos estructurales de balance y de mercados de los grupos BBVA y Santander. En dicho periodo, formó parte del grupo interno de liquidez de la Dirección General de Supervisión, participando asimismo en los ejercicios de impacto realizados por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea sobre el sistema bancario español.
En 2014 fue nombrado jefe de grupo y en 2016 coordinador ejecutivo del Departamento de Inspección I, teniendo a su cargo el Banco Santander. En dichos puestos ha ejercido funciones de coordinador nacional dentro de los respectivos equipos conjuntos de supervisión con el Mecanismo Único de Supervisión del BCE.
REORGANIZACIÓN DE DIRECCIONES GENERALES
Por otro lado, la Comisión Ejecutiva del Banco de España ha aprobado hoy la reorganización de las direcciones generales de Estabilidad Financiera y Resolución, Supervisión y Economía y Estadística, dando cuenta de ello al Consejo de Gobierno que se ha celebrado también este martes.
En concreto, en la Dirección General de Estabilidad Financiera y Regulación se agruparán las funciones relacionadas con la regulación financiera y con la participación del Banco de España en distintos organismos internacionales relevantes en esta materia, que anteriormente estaban divididas entre esta dirección general y la Dirección General de Supervisión.
Para ello, se crea en la citada dirección general el Departamento de Regulación y se cambia su denominación por la Dirección General de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución.
Por su parte, en la Dirección General de Supervisión se establece la dependencia directa de los cuatro departamentos operativos de Inspección del director general adjunto, y además se crea un nuevo Departamento de Planificación y Análisis, que agrupa distintas funciones horizontales que, en la actualidad, se encontraban atribuidas a diferentes departamentos u otras áreas de esa dirección general, con el objetivo de reforzar las funciones transversales.
Finalmente, la Dirección General Adjunta de Asuntos Internacionales, con su actual estructura y funciones, pasa a quedar adscrita a la Dirección General de Economía y Estadística, que mantiene su denominación, y que ya cuenta con la Dirección General Adjunta de Economía e Investigación y con el Departamento de Estadística.